Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

De vuelta al país, Macri arma un "Operativo Blindaje" del Conurbano

A horas de aterrizar desde Roma, con vistas a las legislativas, el Presidente compartirá acto con la gobernadora Vidal para entregarle ambulancias. Además, llegan los gendarmes

De vuelta al país, Macri arma un

"Falta mucho pero nos va a ir muy bien". Desde Roma, luego de una reunión con el Papa Francisco, con repercusiones más positivas que la anterior, Mauricio Macri envió un augurio sobre las elecciones de medio término que afrontará Cambiemos el año que viene. El pronóstico presidencial llega días después de que, por primera vez, deslizó él mismo, en un llamativo autoperativo clamor, la posibilidad de buscar su reelección en 2019. Pero siquiera para soñar con un segundo mandato, en la Casa Rosada apuestan a todo o nada a la provincia de Buenos Aires, clave por volumen electoral para alzar ganadores y enviar al olvido a perdedores.

María Eugenia Vidal recibirá desde obras y fondos, pasando por ambulancias, hasta el regreso de fuerzas federales para combatir la inseguridad.

Apenas unas horas después de aterrizar en el país (está previsto el arribo del vuelo AZ680 de Alitalia a las 6.40), Macri compartirá acto con la gobernadora bonaerense. No irá al Conurbano: a las 11.45, en la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias (DINESA) en Capital, el Jefe de Estado anunciará la entrega de ambulancias por parte de Nación a la provincia. El nuevo "regalo" forma parte de un programa que comenzó en septiembre cuando el ministro de Salud nacional, Jorge Lemus, le entregó seis vehículos a su par bonaerense, Zulma Ortiz. En total, el Gobierno le donará una flota de 57 ambulancias antes de fin de año.

"Somos un mismo equipo, Nación y bonaerenses para vivir mejor", le dijo a Télam la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, remarcando la sinergia pretendida para el 2017. También hoy regresarán los primeros efectivos de fuerzas federales, en especial gendarmes, a la zona más caliente del Conurbano. El "plan saturación" incluye en esta primera etapa 240 para el Avellaneda del cristinista Jorge Ferraresi; 300 al Lanús del macrista Néstor Grindetti; otros 300 al Lomas de Zamora del esmeraldo Martín Insaurralde; al igual que al Quilmes de Martiniano Molina (PRO). Vidal tiene la promesa del desembarco de, en total, casi 6400 agentes.

Más allá de la promoción del despliegue policial, en Nación enarbolan estadísticas positivas que no harían necesaria esa inyección extra de agentes: "Los homicidios bajaron un 18% en Buenos Aires en el primer cuatrimestre", sentenció ayer el Secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, en FM Uno.

La provincia que concentra al 40% del electorado seguirá en el centro de escena oficial toda la semana, culminando el domingo con el timbreo que se suspendió anteayer por lluvia.

Frente a un PJ dividido, al punto de hoy celebrar una decena de actos distintos por el Día de la Lealtad, el duranbarbismo de Balcarce 50 pronostica un escenario electoral de tres tercios para el año que viene: por un lado Cambiemos; por el otro; un peronismo que salga de una interna; y, finalmente, el Frente Renovador de Sergio Massa.

No obstante, otros funcionarios hacen otra lectura y visualizan una inevitable polarización en 2017 entre el oficialismo y un sector opositor. Son los que, además de apostar a la fragmentación pejotista, remarcan la necesidad de evitar una primaria en Cambiemos para lograr mayor volumen electoral: quieren una lista de consenso, de unidad, con un radicalismo y una Elisa Carrió que amenazan con competir en internas.