Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

De la Torre: "Estoy de acuerdo con que haya premios y castigos a municipios"

El ministro de origen peronista evalúa positivamente la gestión de Macri. Habla de Vidal como "un encanto de mujer" y promueve la división de algunas intendencias.

De la Torre:

No tiene perfil de dirigente del PRO que pasó por las manos del coaching. La camisa rosa la lleva dentro del pantalón, solo en la parte delantera y no le preocupa. Calza zapatos rotos, como la canción, que atribuye a las caminatas en la provincia y los 60.000 kilómetros que el auto 0 km que le dieron en la gobernación acumuló en seis meses. Joaquín de la Torre dejó el peronismo para irse con un grupo de intendentes y Sergio Massa al Frente Renovador y después pidió licencia como intendente de San Miguel para saltar al gobierno de María Eugenia Vidal porque, asegura, "primero está la Patria como decía el General Perón".

¿Está de acuerdo con la idea de Nación de que haya premios y castigos para los municipios?

Siempre estoy de acuerdo con que haya premios y castigos. También creo que para saber cuándo hay que premiar y cuándo hay que pegar un chas chas en la cola se deben considerar las diferencias. No es lo mismo un municipio que tiene 5000 habitantes que un municipio que tiene 50.000 o dos millones. Muchas veces se termina ayudando a los que no tienen administraciones tan sanas para que no haya incendios. Ese ha sido el método con el cual se gobernó la Provincia en los últimos años.

Usted resalta las obras en la gestión pero ¿no piensa que a la gente le preocupa el empleo o inflación?

Sin dudas la gente tiene preocupaciones más allá de las obras, no es que el gobierno no está trabajando sobre esos temas, lo hace con mucho énfasis y preocupación. La celeridad a veces hace que se cometan algunos errores.

Usted viene del peronismo, ¿son errores o son miradas económicas distintas?

Déficit fiscal enorme, deuda social del 32% de pobreza y presión impositiva por las nubes. Son las tres variables de Argentina el 10 de diciembre del 2015. ¿Por dónde se sale de esto? Tenés que bajar el costo argentino para estar en condiciones de competitividad externa pero si bajás la presión impositiva el déficit se escapa. Y al mismo tiempo ¿como bajás el déficit sin que se traduzca en dar menos servicios a la gente que menos tiene? Se necesita mucha delicadeza en ir tratando de que el déficit público se baje por mayor eficiencia y no por menor cantidad de servicios. Eso no se hace de un día para el otro. Y tenemos una sociedad que cree que votó una solución que va a llegar más rápido de lo que se puede.

Entonces está de acuerdo con la gestión nacional...

Creo que el camino es el correcto. Creo que esto no es un problema de gradualismo o no gradualismo sino de inteligencia o cuidado. Los resultados van a ser más lentos. El gobierno ha tomado la decisión de solucionar los problemas definitivamente y cuando uno va por lo definitivo, más que por lo inmediato, va caminando paso por paso.

¿Hay que dividir La Matanza como se propuso?

Salgamos de si es La Matanza, Lomas de Zamora o San Miguel. El intendente de Lamadrid tienen 24 hs , 7 días a la semana para ocuparse de sus vecinos. El intendente de General Rodríguez también. Y así sucesivamente. No es que uno quiere dividir tal o cual distrito, los municipios nacieron con una cantidad de habitantes razonables porque se entiende que el gobierno local tiene que ser cercano.

Lo traduzco: hay que dividir La Matanza.

La provincia de Córdoba tiene 400 o 500 municipios, Santa Fe también tiene un número enorme y Buenos Aires tiene 135. Los que se han dividido han sido chicos como Lezama y Chascomús. El gobierno municipal tiene que ser cercano.

¿Con ese criterio también hay que dividir Buenos Aires?

Pero la función de la gobernación no es estar cerca, esa es la del intendente.

El diputado José Ottavis impulsa un proyecto en ese sentido. ¿Lo consideraría?

Soy bonaerense. Tengo un aprecio muy grande por mi provincia pero si alguien me demuestra que lo mejor que le puede pasar a los bonaerenses es que se divida... yo lo que quiero es que la gente viva lo mejor posible.

¿Por qué sigue de licencia y no renunció como intendente de San Miguel?

Porque tengo esa opción legal. Si la ley lo prevé es porque se consideró posible.

¿Prefiere seguir como ministro de Gobierno?

Mientras María Eugenia me deje seguir de ministro voy a seguir. Estoy muy feliz de las decisiones que tomé, de las que tomé cuando acompañé a Sergio en la fundación del Frente Renovador como también soy feliz de la decisión que tomé cuando María Eugenia me ofreció ser parte de su equipo. Pensé que lo mejor era ser parte de este equipo y de este proceso.

¿Y cómo es la gobernadora?

Es un encanto de mujer. Es una buena conjunción de método, sistema, trabajo, sensibilidad y sencillez. Y además con ese toque de inteligencia especial que tienen las mujeres.

"Con Sergio teníamos una mirada distinta sobre el país"

La semana pasada dijo que Sergio Massa se equivoca cuando quiere sacar ventaja y que usted prefiere a Macri que corrije errores.
Lo que dije ya lo dije. También hablé bien de él.

No lo extraña...
No, no lo extraño. Hemos hablado muy poco en el último año. Las diferencias están claras desde que me fui hace un año. Con Sergio teníamos una mirada distinta sobre desde donde podíamos ayudar lo más posible a la Argentina.

Como se pasó usted, ¿está trabajando para sumar más peronistas a Cambiemos?
Eso es reduccionismo, María Eugenia, que es la que conduce el proceso político, está siempre mirando a quiénes siente que pueden sumarle cosas necesarias para la provincia. Por mi pasado tengo una afinidad mayor con muchos dirigentes peronistas. En la charla uno construye confianza o puede encontrar puntos en común, ir creciendo y en consecuencia terminar volviendo a juntarse en el camino.