ALGUNAS OBRAS SER N EN PARTIDOS OPOSITORES

De cara a 2019, Vidal comenzará a urbanizar al menos cinco villas

La gobernadora María Eugenia Vidal apela a la receta del PRO porteño y va a comenzar a urbanizar este año alrededor de cinco villas del Conurbano. Algunos de los asentamientos están ubicados en partidos que gobierna la oposición y la mandataria quiere mostrar avances de las obras de cara a las elecciones de 2019.

Cerca de la gobernadora esperan un comienzo de año tenso, con extensas negociaciones con los docentes que podrían extenderse hasta junio. Esa tensión se vio ayer, cuando una maestra de Suteba recriminó a Vidal, a la salida de una escuela de Lanús, que convoque a la paritaria docente. Pero también apuestan a bajar los decibeles con otras medidas.

En ese sentido, se planea comenzar la urbanización de villas bonaerenses, que estarían financiadas por la Provincia y también por un organismo multilateral. Por lo que averiguó El Cronista, funcionarios provinciales ya se reunieron con intendentes para preguntarles qué asentamientos preferían urbanizar en sus zonas. Por el momento, obras de mejoramiento del hábitat, cloacas y pavimentación serían realizadas en municipios oficialistas como Quilmes, que gobierna Martiniano Molina; Morón, donde está Ramiro Tagliaferro; y Lanús, que gestiona Néstor Grindetti. El ex ministro de Hacienda porteño también sería favorecido con importantes obras de Nación en su territorio, vinculadas al Ministerio de Seguridad.

Pero también el plan se expandiría a dos municipios opositores. Una villa urbanizada estaría ubicada en Almirante Brown, donde gobierna Mariano Cascallares, del Frente para la Victoria. Y la otra en el partido de San Martín, donde gestiona el peronista Gabriel Katopodis. En ambos territorios, el oficialismo tiene buen diálogo con los jefes comunales. Pero también consideran que tienen terreno para ganar la intendencia en 2019.

De hecho, si bien la urbanización de las villas no estaría concluida para el año electoral, la Provincia quiere mostrar avances. Es lo mismo que ordenó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a sus funcionarios cuando decidió avanzar en 2016 con la urbanización de la villa 31. El mandatario porteño insistió que para mitad de 2019 deben tener la obra en condiciones para mostrarla a la opinión pública, de cara a las elecciones locales y nacionales de ese año.

En el oficialismo consideran que este tipo de obras "dejan marcas" en los bonaerenses. "Esta sí que es una medida progresista", afirman en Cambiemos. Además, los funcionarios consideran que lo que generan estas obras es que los ciudadanos diferencien la gestión de Vidal. "Con el Metrobus de La Matanza, todos saben que esa obra es de Cambiemos y le levantamos la vara al peronismo", advirtió un funcionario de La Plata.

Más allá de las obras, Vidal prepara este año una recorrida por los 135 municipios bonaerenses tal como hizo en su primer año de gestión. Y, sin decirlo pero dando a entender que la gobernadora irá por la reelección, en Cambiemos se sienten optimistas de que varios municipios opositores del Conurbano pasarían al oficialismo como Lomas de Zamora, Ituzaingó y Hurlingham.

En tanto, en La Matanza, donde iría como candidato el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, no son tan optimistas aún. Sin embargo, hasta el presidente Mauricio Macri muestra su interés por el municipio más grande de la Provincia, adonde fue ayer con la gobernadora para visitar a una mujer que elabora alimentos para celíacos.

Tags relacionados