Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cuatro provincias estudian sumarse al nuevo modelo de licitación de obras

El Gobierno aprovechó el caso López para apurar a las provincias para que adopten el nuevo patrón. Santa Fe, Catamarca, Mendoza y Buenos Aires y Santa Fe mostraron interés

Cuatro provincias estudian sumarse al nuevo modelo de licitación de obras

El Gobierno sigue aprovechando la resonancia del caso López para empujar a las modificaciones para las licitaciones del obra pública, en especial, los cambios al Registro de Constructores.

El viernes pasado se reunió el Consejo Interministerial de Obras Públicas y, luego de explicar las modificaciones que se realizarán para el otorgamiento y la ejecución de la obra pública en el país, los funcionarios nacionales les explicaron a los ministros provinciales que había que acelerar el cambio.

A pesar de que en público desde el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda hablaron de que sólo se explicaron los cambios, funcionarios que participaron del encuentro explicaron a El Cronista que hubo un fuerte llamado de las autoridades nacionales a sumarse a los cambios.

"Nos dijeron que para demostrar que eran distintos había que acelerar los procesos para las nuevas licitaciones", explicó una fuente que participó del encuentro.

Según pudo reconstruir este diario, a la provincia de Santa Fe que ya confirmó que trabaja en un decreto que sigue los lineamientos de la Nación, mostraron interés en sumarse en el corto plazo Buenos Aires, Mendoza y Catamarca.

Pero mientras los gobiernos provinciales buscan acomodarse al nuevo escenario que plantea la discusión por el caso del ex secretario kirchnerista, el subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal, Ricardo Delgado, explicó que el cambio en las licitaciones busca "que no se repliquen nuevos José López".

En declaraciones al programa radial Toma y Daca, que se emite por radio Del Plata, el funcionario se refirió a que la obra pública "siempre ha sido una suerte de cristal opaco, en el que no se sabía que había adentro" y que por eso plantea la obligación de "profundizar y reforzar todas las acciones que lleven a la transparencia".
Consultado sobre cómo pensaban llevar adelante el modelo de transparencia con las mismas empresas que habían participado del entramado de corrupción que se investiga en la Justicia, el hombre que hoy ocupa el lugar de López señaló que se hará "poniendo condiciones de mayor competencia, reglas de juego transparentes, con pliegos que son escritos por las autoridades a nivel centralizado y no por cada área en particular lo que no permite las licitaciones a dedo. Estamos viendo cambios, en el caso de Aysa, las licitaciones están con precios 20%, 25% inferiores a los del año pasado, con una inflación de más de un 30% para este año, lo que muestra un cambio de clima y expectativa, donde hay más controles y transparencia".

Por su parte, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, dijo que cuentan con elementos como para sospechar de la existencia de una "asociación ilícita" entre el ex funcionario kirchnerista José López, el empresario Lázaro Báez y Nelson Periotti, responsable de Vialidad Nacional en el anterior gobierno.

El ministro que tiene bajo su órbita Vialidad Nacional señaló que "había muchas cosas" en torno de cómo se otorgaban las obras públicas durante los gobiernos kirchneristas y agregó que "algunas se pueden demostrar" y están siendo investigadas por la Justicia, de manera que prefiere ser cauto.

"Seguro había digitación de obras, el 80% en Santa Cruz las ganó Baez y había llamados a empresarios para que no se presenten a las licitaciones", apuntó. Además, en otra oportunidad contó que en Vialidad de Santa Cruz trabajaba personal que también trabajaban en Austral Construcciones, la firma de Baez.