Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

¿Cuánto creció el desempleo?

El primer informe del Indec de Macri reveló una desocupación del 9,3%. Son casi tres puntos más que los que informaba el instituto hace un año. Sin embargo, hay más puestos de trabajo. Qué dicen los analistas.

por  JAVIER RODRÍGUEZ PETERSEN

En Twitter: @jorpetersen
0
¿Cuánto creció el desempleo?

Los últimos informes del Indec kirchnerista reportaron tasas de desempleo muy bajas: del 6,6% para el segundo trimestre del 2015 y del 5,9% para el tercer trimestre del año pasado. El primer dato del Indec de Jorge Todesca, en quien el presidente Mauricio Macri delegó la responsabilidad de “normalizar” el instituto de estadísticas fue mucho más alto: 9,3% para abril-junio de este año.

Eso implica un salto de alrededor de tres puntos porcentuales en el nivel de desempleo (exactamente, 2,7 puntos interanual y 3,4 puntos frente al tercer trimestre de 2015). Algo que destacó, por ejemplo, el exjefe de Gabinete Aníbal Fernández. “Siempre dijimos, este modelo no cierra sin desempleo de 2 dígitos. Lamentablemente estamos cada vez más cerca. El último dato de desempleo era al tercer trimestre de 2015 con un 5,9%. Eso si fue pesada herencia”, ironizó en medio de otras críticas.

Desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) también apuntaron contra Macri. "En el último informe, con datos actualizados a fines de julio 2016, mencionábamos que había más de 194.000 despidos y suspensiones. Los recientes números ofrecidos por el INDEC no hacen más que reafirmar la evolución del relevamiento que venimos realizando", afirmó su director, Hernñán Letcher, que cuestionó que las políticas del Gobierno "no podrían haber tenido otro resultado el aumento que desocupación".

Sin embargo, el Indec manifiesta “reservas” sobre las distintas series estadísticas que van desde el primer trimestre de 2007 hasta el cuarto trimestre de 2015 inclusive, todo el período en el que tuvo "influencia" en el organismo el exsecretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

Varios economistas acompañan esas reservas. Y en este caso el principal punto que señalan es la inusualmente baja tasa de actividad de los últimos reportes de empleo del Indec K.

Puestos de trabajo

El salto en el porcentaje de desempleados no está acompañado, en las planillas del organismo, por una caída significativa en el número de ocupados.

En números redondeados, el Indec reportaba 11.137.000 trabajadores ocupados para abril-junio del 2015;  11.340.000 para el tercer trimestre del año pasado y 11.338.000 para el segundo trimestre de este año.

Es decir que –siempre según los datos del Indec- en el trimestre pasado había 2000 personas ocupadas menos que en el tercer trimestre del 2015 y 201.000 ocupados más que en el segundo trimestre del 2015. Pese a ello, el desempleo subió aproximadamente tres puntos porcentuales.

Tasa de actividad

La tasa de actividad calcula qué proporción de la población total es económicamente activa, es decir qué proporción de la población tiene una ocupación o no la tiene pero la busca activamente. El total de la población económicamente activa, entonces, está conformado por la población ocupada más la población desocupada.

En los últimos informes de empleo del Indec durante el kirchnerismo, tal como señalan varios economistas, este número fue inusualmente bajo: mientras desde 2003 hasta 2013 la tasa de actividad osciló en torno al 46% (con un mínimo de 45,2% en 2005 y un máximo de 46,9% en 2012), desde 2014 se mantuvo siempre por debajo del 45%, con un 44,5% para el segundo trimestre de 2015 y un 44,8% para el trimestre siguiente.

En el primer informe del Indec de Todesca, el nivel de actividad volvió al 46% en torno al que se había mantenido por años. Y según apuntan varios economistas, eso explica en buena parte por qué crece tan significativamente el desempleo a pesar de que en la serie estadística prácticamente no cayó el número de puestos de trabajo.

Según un cálculo que de Federico Moll, suponiendo para el tercer trimestre de 2015 una tasa de actividad de 46% y dando por ciertos los demás números de ese informe del Indec –algo que otros economistas también cuestionan-, el desempleo en ese período subiría del 5,9% al 8,2%, con lo cual el salto al 9,3% actual no habría sido de más de tres puntos sino de 1,1. Y con los mismos supuestos, el desempleo del segundo trimestre de 2015 habría sido del 9,6%, superior incluso al del trimestre pasado.

 

De hecho, entre el segundo trimestre del 2015 y el segundo trimestre de este año, la tasa de empleo (porcentaje entre la población ocupada y la población total) creció del 41,5% al 41,7%.

El aviso del INDEC

Junto a la difusión de su primer informe de empleo de la era Todesca, el instituto de estadísticas publicó un “anexo” en el que reitera sus reservas.

Apunta que la revisión en curso “sobre los distintos procesos de trabajo y datos publicados con anterioridad, ha encontrado problemas en lo referido a la omisión en la cobertura geográfi ca, la discrepancia en las proyecciones de población, la falta de capacitación conceptual y operativa del personal responsable del proceso de recolección de los datos, la utilización de prácticas sesgadas para la realización del trabajo de campo, la no explicitación de criterios conceptuales para reclasificación de grupos poblacionales específi cos, la clasificación errónea de algunos agrupamientos tomando en cuenta las recomendaciones internacionales provistas por la Organización Internacional del Trabajo y la eliminación de circuitos de trabajo integrados, entre los principales inconvenientes”.

“Es por ello que las series mencionadas (de 2007 a 2015) no se incluyen en el informe de prensa y se desestima su utilización a los fines de comparación y para el análisis del mercado de trabajo (…) La situación encontrada está aún en proceso de revisión y mejora, a través de múltiples herramientas técnicas”, argumenta el organismo.