U$D

SÁBADO 23/03/2019

Cuáles son las claves del fallo de la Corte que podría subir las jubilaciones

Si bien la sentencia de la Corte Suprema es válida solo para el caso del jubilado denunciante, Lucio Orlando Blanco, también sentará un precedente que favorecería a otros 150 mil jubilados que están en una situación similar.

Cuáles son las claves del fallo de la Corte que podría subir las jubilaciones

La Corte Suprema de Justicia definirá hoy qué índice debe aplicar el Gobierno para actualizar los haberes de los jubilados que ganaron un juicio contra el Estado por ese motivo.

El máximo tribunal se inclinaba por apoyar el reclamo de un trabajador retirado que pide la implementación del sistema que existía antes de que se sancionara la denominada Reparación Histórica para ajustar el monto que debe cobrar mensualmente.

Anteriormente, para calcular esos aumentos se aplicaba el Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (ISBIC), pero la ANSeS comenzó a utilizar desde hace un tiempo el indicador llamado Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

La causa que llegó hasta el máximo tribunal se inició a partir del reclamo de Lucio Orlando Blanco, que se jubiló en el 2003 y comenzó una disputa legal con el Estado por la actualización de sus haberes.

La Sala II de la Cámara de la Seguridad Social falló a favor de Blanco y ordenó que se utilice el sistema ISBIC, pero el organismo previsional apeló esa decisión y advirtió que está en riesgo la sustentabilidad del organismo previsional.

Los camaristas, en tanto, consideraron que usar el RIPTE para este tipo de casos “vulnera la garantía constitucional del derecho adquirido” del jubilado, ya que ese índice comenzó a funcionar mucho después de que se iniciara la denuncia y no se podría implementar de manera retroactiva.

Lucio Blanco ganó el juicio en su momento, pero ahora se discute qué índice debe aplicar el Gobierno para hacer efectivo el pago de los incrementos.

Según sostiene el abogado de Blanco, Gabriel Greizerstein, su defendido se vería mucho más favorecido si se aplica el primero de esos métodos para calcular el incremento de sus haberes, ya que cobraría el 59% de su salario como trabajador activo, mientras que con el otro mecanismo pasaría a recibir el 46%.

Si bien la Corte emitirá un fallo que afectará solamente a este caso en particular, el texto sentará un precedente del que se podrán acoger otros 150 mil jubilados que están en una situación similar.

ISBIC vs RIPTE

La Ley 27.260 (Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados) introdujo un nuevo índice de movilidad jubilatoria para la actualización de haberes.

Ese índice es el RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de Trabajadores Estables), actualmente aplicado por la Anses, que refleja la evolución del promedio de remuneraciones de todos los trabajadores estables del sector activo (en el mes de agosto arrojó $ 30.978,75) elaborado por el Ministerio de Producción y Trabajo.

El ISBIC, por su parte, es el Índice de Salarios Básicos para la Industria de la Construcción, que es un índice sectorial y más alto.

La diferencia entre ambos no es menor ya que, entre 1995 y febrero de 2009, el incremento del ISBIC fue del 436% mientras el RIPTE tuvo una evolución del 177%, según explicaron especialistas a este medio.

Esta diferencia altera los cálculos de los retroactivos y los reajustes de los haberes, en especial para los que se jubilaron a partir de mediados de 2003.