U$D

MIÉRCOLES 19/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Cuadernos K: el Gobierno buscó tranquilizar a banqueros por la obra pública

Representantes de los principales bancos se reunieron con Dietrich, Sandleris (Hacienda) y Morea (PPP).

Cuadernos K: el Gobierno buscó tranquilizar a banqueros por la obra pública

En una reunión en el Ministerio de Hacienda, el Gobierno buscó transmitir tranquilidad a los principales bancos del país por el efecto en la obra publica del escándalo de los cuadernos. El día no ayudaba: el dólar tomaba envión ascendente y los bonos argentinos en dólares se hundían.

En el quinto piso del Palacio de Hacienda estaban el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el secretario de Política Económica (de Hacienda), Guido Sandleris; y el secretario de Participación Público Privada (PPP), José Luis Morea. Los escuchaban representantes del HSBC, ICBC, Bice, Citi, Santander, Itau, Supervielle, Francés y Galicia.

Los celulares sobre la mesa no debajan de recibir información de que afuera todo se desmoronaba en los mercados y que los empresarios y ex funcionarios desfilaban por los despachos judiciales.

El mensaje que transmitieron desde el Gobierno fue que, aún con estos vaivenes, la obra pública continúa.

“Vamos a ser respetuosos de las decisiones que tome la Justicia, no podemos adelantarnos a lo que ellos dictaminen. Somos poderes separados con responsabilidades distintas”, aseguraron a los asistentes. Y buscaron marcar una diferencia entre los empresarios y las firmas que dirigen. “Hay que separar a las personas físicas de las jurídicas. Una empresa no es solamente quien la dirige sino también son sus operarios, sus ingenieros; tenemos una responsabilidad con la gente que trabaja en las obras”, dijeron.

Financiamiento

El foco estaba puesto en las dos posibilidades de financiamiento de la obra pública: tanto a lo tradicional como es el que se empezó a generar a través de los PPP (Participación Público Privada).

Sobre la primera vertiente, desde el Gobierno dijeron a los banqueros que aceleraron los pagos de la obra pública, “lo que significó en julio una inyección de caja al sector”. Agregaron que continúa además la mesa de trabajo intersectorial con la UOCRA y la CAMARCO, dónde se evalúa el avance de las obras y el empleo.

Sobre los PPP, les aseguraron que los plazos continúan tal cual lo establecido. “Esperamos en octubre el inicio de las obras. Contamos con una liquidez de u$s 600 millones gracias a las garantías presentadas por las empresas que el Estado podría cobrar en caso de que los concesionarios incumplan con el plan de obras dispuesto por Vialidad nacional”, reforzaron.

La apuesta oficial es clara: en medio del ajuste fiscal para llevar al déficit primario a 2,7% del PBI este año y a 1,3% el próximo, uno de los sectores que se verá perjudicado será la obra pública. Por eso, transmitir que tanto las que lleva a cabo el Gobierno y las que se harán vía PPP avanzarán es prioritario desde el punto de vista de la gestión Cambiemos.

Incertidumbre

La convocatoria de hoy se dio en un contexto en el que, por primera vez desde que se conocieron los cuadernos en donde se señala el recorrido de la plata negra entre los empresarios de la obra pública y la administración, el Gobierno hizo referencia al impacto que puede tener la noticia en medio de la “tormenta” de indicadores negativos.

Al término del encuentro de los ministros, Marcos Peña, habló ayer con los periodistas acreditados en la Casa Rosada y, frente a la consulta de El Cronista acerca de si evalúa que la economía local sufrirá un impacto similar a lo que sucedió en Brasil con el Lava Jato, que profundizaría la recesión, el jefe de Gabinete de ministros reconoció: “En el corto plazo, visto desde afuera genera incertidumbre que vamos a tener que administrar”.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés