Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cruces en la Ciudad por la ‘filtración’ de un plan para llevar el subte a $ 10

Sbase pidió tratar en audiencia pública un incremento del 33% en el valor del boleto. El Gobierno dice que se trata de un "documento interno" y que la suba no está confirmada

Cruces en la Ciudad por la ‘filtración’ de un plan para llevar el subte a $ 10

La empresa Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) solicitó al Gobierno porteño convocar a una audiencia pública para elevar el precio del boleto de subte a $ 10, lo que implicaría un aumento del 33% sobre la tarifa actual de $ 7,50. Sin embargo, desde el equipo del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, sostuvieron ante El Cronista que la propuesta "no cuenta con el análisis del Ejecutivo" y anunciaron que se "dejará sin efecto" el pedido de la compañía estatal.

El directorio de Sbase, emrpesa conducida interinamente desde septiembre por Edgardo Campelo, presentó a las autoridades porteñas un análisis de precios que lleva la tarifa técnica –es decir, el valor real sin subsidios– a $ 15,80, y desde allí sugiere subir el pasaje a $ 10.

La propuesta de Sbase quedó plasmada en la resolución 2961/16, publicada el viernes pasado, en la última edición del año del Boletín Oficial. Sin embargo, desde el Gobierno porteño aseguraron ayer que la propuesta técnica de Sbase no cuenta con el aval político, e indicaron que hoy se publicará por el mismo canal la documentación rectificatoria que dejará sin efecto la polémica resolución.

Apenas difundida la noticia, el Gobierno porteño intentó bajar el tono a un anuncio impopular en los primeros días del año electoral y, de este modo, no agregar otro aumento de servicios a los ya confirmados en medicina prepaga, telefonía celular y electricidad.

Según las autoridades políticas, la difusión del documento obedeció a un "error" del área de legales de Sbase. Sin embargo, ese "yerro" develó que en Parque Patricios se evalúa elevar la tarifa para recuperar parte de la rentabilidad comprometida por la suba de los costos fijos del servicio, en especial, en materia de salarios.

En la resolución publicada –y ahora negada– Sbase sostiene que hay una "desactualización de la tarifa al usuario" generada por "los reiterados aumentos en los costos involucrados en el servicio", lo que repercutió en la ecuación económico-financiera
de la actividad, con "potencialidad para afectar la calidad y eficiencia del servicio".

Para el directorio, desde la última recomposición de precios, ocurrida en octubre del año pasado, los costos de explotación "se han visto incrementados por la situación de aumento generalizado de precios de público y notorio conocimiento", siendo particularmente impactada la estructura de costos "por los incrementos salariales y de los diferentes ítems de gastos".

De habilitarse la suba bajo la propuesta de Sbase, los primeros 20 viajes realizados en un mismo mes costarían $10. Del viaje 21 al 30, el boleto pasaría a valer $8; del viaje 31 al 40, el precio al usuario se fijaría en $ 7, y por más trayectos se abonaría $ 6 por viaje, con un descuento sobre el precio original del 40%. El boleto del Premetro, según la administradora del servicio, pasaría de $2,50 a $3,30.

Para materializar el aumento, el Gobierno debe llamar a una audiencia pública para explicar los motivos del aumento. Sin embargo, la convocatoria no es vinculante, por lo que el incremento puede ser convalidado pese al rechazo mayoritario de los grupos representados.

Desde 2012, el servicio de subterráneos se encuentra en estado de "emergencia", lo cual faculta a Sbase a "establecer las condiciones de prestación" del servicio y "adoptar las medidas que sean necesarias para lograr la continuidad y la seguridad" en el transporte de pasajeros, entre ellas, el valor de las tarifas.

La decisión de un aumento, antes de llegar al Jefe de Gobierno, pasará por las manos del ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, quien deberá evaluar si da el visto bueno a un aumento que, de ocurrir, muchos porteños conocerán al regreso de sus vacaciones.