Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Críticas de la oposición a la boleta electrónica

La oposición insistió ayer, en el debate en comisiones de Diputados sobre la reforma política, en plantear la posible vulnerabilidad del sistema de boleta electrónica, que el gobierno de Mauricio Macri propone instaurar a partir de las elecciones legislativas de 2017.
En el plenario de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto y Hacienda, que empezó la semana pasada con la presentación del proyecto por parte del ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y la opinión de académicos y expertos informáticos, diputados de distintas bancadas opositoras señalaron el posible hackeo a las máquinas para sufragar y al circuito electrónico de voto, además de rechazar modificaciones al sistema las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).
Sobre este asunto en particular, los legisladores del interbloque Unidos por una Nueva Argentina (UNA), que preside Sergio Massa; del Bloque Justicialista, que integra Diego Bossio, y de otras bancadas opositoras, pidieron que en las PASO se le siga permitiendo al elector optar por una lista de candidatos a legisladores de un espacio y la fórmula presidencial de otro.
Con el argumento de que se deben fortalecer los partidos políticos y respetar el espíritu de una elección primaria, el oficialismo presentó en el proyecto una modificación que obliga al elector a votar en esta instancia previa a los comicios generales a un solo frente electoral.
El interbloque Cambiemos pretende que en la próxima reunión del plenario de comisiones, prevista para el martes 16, se emitan dictámenes para llevarlos al recinto antes de septiembre. Pero en su mayoría, la oposición reclamó más tiempo para debatir la iniciativa, considerando la complejidad que supone instalar máquinas para votar y capacitar a la población sobre la utilización de esta nueva herramienta electoral.
Los opositores también plantearon la necesidad de que la boleta electrónica se aplique de manera gradual hasta llegar al cien por cien del país, aunque el kirchnerismo, en particular, rechazó de plano la propuesta del Gobierno y se inclina por la continuidad de la votación con boletas de papel.