Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Críticas de la OIT a la injerencia oficial en elecciones sindicales

Críticas de la OIT a la injerencia oficial en elecciones sindicales

La Comisión de Expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) volvió a pronunciarse en contra de la legislación argentina en materia de libertad sindical y cuestionó duramente la "injerencia" de las autoridades laborales del país en la vida interna de las asociaciones gremiales. Puntualmente, el organismo internacional reprobó la intervención del Ministerio de Trabajo, denunciada por representantes de la CGT y la CTA Autónoma, en los procesos electorales sindicales y en los trámites de inscripción y personerías gremiales.

En el pronunciamiento que trascendió ayer, la comisión de expertos de OIT manifestó su "preocupación" ante las denuncias de las centrales obreras y ratificó el pedido al Gobierno para que "comunique sus comentarios al respecto" y se mostró confiada en que "la cuestión de la no injerencia de las autoridades administrativas en los procesos electorales sindicales sea parte del examen tripartito" que llevará a cabo en el marco del organismo.

Por otra parte, en el nuevo informe la OIT volvió a cuestionar diversas disposiciones de la ley de asociaciones sindicales por ser incompatibles con el Convenio 87 del organismo sobre Libertad Sindical. Al respecto, reiteró los cuestionamientos advertidos años atrás y reclamó al Ejecutivo que adopte las medidas necesarias para garantizar que la ley local respete los derechos reconocidos por el Convenio 87 para todas las organizaciones sindicales, incluyendo dentro de ellos la tutela de sus representantes, la posibilidad de ejercer el derecho de huelga, la representación de los intereses colectivos y la elección de delegados en los lugares de trabajo.

"La Comisión insta de nuevo firmemente al Gobierno a que sin demora y tras un examen tripartito de las cuestiones pendientes con el conjunto de los interlocutores sociales, tome las medidas necesarias para poner la ley en plena conformidad con el Convenio", indicó el pronunciamiento.