Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cristóbal López y su socio dan marcha atrás con la separación del Grupo Indalo

Lo decidieron tras las denuncias y críticas que recibieron porque el holding usó para expandirse unos $ 8000 millones de impuestos no liquidados a la AFIP.

por  ANDRÉS SANGUINETTI

Subeditor de Negocios
1
Cristóbal López y su socio dan marcha atrás con la separación del Grupo Indalo

Después de las denuncias. cuestionamientos y presiones que recibieron tras conocerse que habían utilizado $ 8000 millones de impuestos no liquidados a la AFIP para expandir las inversiones del holding del cual son socios, Cristóbal López y Fabián De Sousa decidieron frenar la separación de los activos del Grupo Indalo.

Según fuentes del mercado, ambos accionistas de la sociedad bajo la cual se agrupan empresas de sectores tan diversos como lácteos, petróleo, concesiones viales, medios de comunicación, finanzas y turismo dieron marcha atrás con la determinación que habían comunicado la semana pasada.

De acuerdo a la información que pudo recabar El Cronista, lo hicieron después de haber evaluado el conflictivo escenario que se abrió al grupo tras informaciones periodísticas que dieron cuenta de que en los últimos cuatro años, Indalo no abonó el impuesto a los combustibles de su empresa Oil.

Por este hecho, la AFIP había denunciado penalmente a Grupo Indalo, Cristóbal López y Fabián De Sousa, por el presunto delito de insolvencia fiscal fraudulenta. Según la denuncia, el presunto delito se basaría en que se habrían simulado una delicada situación financiera que exige un readecuamiento del flujo líquido para afrontar deudas y, por otro lado, la existencia de un estado patrimonial suficiente para hacer frente, eventualmente, a la refinanciación de la deuda impositiva.

A pesar del rechazo de Fabián De Sousa a la acusación de evasión fiscal y a las explicaciones dadas por el empresario, asegurando que el grupo utilizo los mecanismos de diferimiento de pagos de impuestos permitido por la AFIP, ambos definieron una nueva estrategia para intentar enfriar el caso.

Esto es, volver atrás y mantener cada uno sus tenencias en el Grupo Indalo, donde Cristóbal López es dueño del 70% y De Sousa del 30% restante del capital de un holding con ventas anuales superiores a los $ 35.000 millones.

“Dan marcha atrás, por lo menos hasta que se supere esta crisis. Además, no quieren que se crea que la decisión de separar el holding fue tomada precisamente para complicar el tema con la AFIP, o como una trampa”, sostuvieron fuentes cercanas a Cristóbal López. También agregaron que la medida está orientada a darles tranquilidad a los empleados, ya que las acusaciones oficiales habían generado temor por el futuro laboral.