Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cristina y Feimann fueron a mediación pero no se cruzaron y tampoco lograron acuerdo

Ambos cerraron la instancia prejudicial con lo cual la exmandataria quedo habilitada para continuar con el juicio civil por "daño moral".

Cristina y Feimann fueron a mediación pero no se cruzaron y tampoco lograron acuerdo

La mediación entre la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el periodista Eduardo Feinmann, finalizó este mediodía "sin acuerdo" y sin que ambos se cruzaran personalmente, como ocurrió el lunes último, en la audiencia entre la ex mandataria y la diputada nacional Margarita Stolbizer.

En ambos casos, la instancia prejudicial fue cerrada "por decisión de las partes", con lo cual la ex presidenta quedó habilitada para continuar con el juicio civil por "daño moral" en el marco de la demanda que entabló contra el periodista y la diputada, respectivamente. Como había ocurrido el lunes último, en la audiencia de mediación con la diputada Stolbizer, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a pedir expresamente no verse cara a cara con su demandado.

"No se vieron las caras", confirmaron a la prensa este mediodía Gregorio Dalbón, abogado de la ex mandataria, y Roberto Ribas, abogado del periodista Eduardo Feinmann. En tanto, en el marco de la audiencia, la defensa del periodista Eduardo Feinman dejó preparado el terreno para, en caso de que prospere un reclamo de índole patrimonial por parte de la ex mandataria, avanzar con una contrademanda contra Cristina Fernández de Kirchner.

El trámite de hoy, que comenzó poco después del mediodía, se extendió algo más de media hora y se realizó en el estudio de la mediadora oficial María Etelvina Notari, ubicado en el quinto piso de la calle Viamonte 1355 del centro porteño. En el mismo lugar, con la misma mediadora e idéntico resultado, se celebró el lunes la audiencia entre Fernández de Kirchner y la legisladora Margarita Stolbizer.

Afuera esperaban simpatizantes de Cristina, aunque menor cantidad que en la audiencia del lunes, y algunos críticos, que acompañaron la salida de la ex presidente con gritos de "aguante Cristina" por parte de los primeros y "chorra, devolvé la plata", de los últimos. En cambio, Feinmann sólo recibió insultos -entre ellos "corrupto", "facho" y "enano basura"- propinados por algunos de los presentes. En tanto, en el acta de la audiencia se dejó constancia que Feinmann reconvenía a Fernández de Kirchner, también por "daños y perjuicios", por lo que, si, como se prevé, recibe el reclamo judicial de índole patrimonial, puede "contrademandar" a la ex mandataria.

La ex presidenta se retiró del lugar a bordo de un auto marca Chevrolet modelo Prisma -color blanco y con patente OTE685- sin hacer declaraciones. No obstante, su abogado, Gregorio Dalbón, sí se detuvo a dialogar con la prensa y dijo que Feinamnn "va a tener que probar" que la ex presidente recibió dádivas tal como aseguró en el programa televisivo Animales Sueltos, adonde tildó a Fernández de Kirchner de "coimera".

En sus declaraciones a la prensa, Dalbón comentó detalles de la audiencia y aprovechó para renovar sus críticas al juez federal Claudio Bonadio, quien procesó a la ex jefa del Estado en la causa conocida como "dólar futuro" y la imputó en el expediente Los Sauces. "Me causó muchísima gracia", manifestó posteriormente al referirse al planteo que realizó Feinmann para, eventualmente, avanzar con una contrademanda contra la ex mandataria.

Además, el abogado aseguró tener "muchos audios y videos" que demuestran las ofensas que Feinmann habría proferido a la ex presidente y adelantó que presentará esas pruebas en el marco del juicio civil. "No quiso estar conmigo, me dio mucha pena. La mediadora iba de una sala a la otra", contó Feinmann sobre la forma en que se desarrolló la audiencia.