Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cristina se defendió de las acusaciones y pidió una auditoría de la obra pública en su gobierno

La expresidenta, de paso por Buenos Aires, adelantó en una entrevista telefónica en televisión que propondrá a  esa medida a la Justicia "para dejar establecido qué pasó y saber si hubo sobreprecios". Habló de los “nuevos pobres” producto de las políticas del gobierno de Macri.

Cristina se defendió de las acusaciones y pidió una auditoría de la obra pública en su gobierno

La expresidenta Cristina de Kirchner se defendió de las acusaciones de corrupción en su contra y adelantó que propondrá a la Justicia realizar una auditoría sobre la obra pública realizada durante sus mandatos.

“Se debe hacer una auditoría para dejar establecido qué pasó y saber si hubo sobreprecios en la obra pública. Voy a proponerle al juez de la causa (Claudio Bonadio) que se haga una auditoría”, indicó la exjefa de Estado en declaraciones a la señal de cable C5N.

La exprimera mandataria consideró que existe “una persecución” en su contra, al tiempo que desestimó las denuncias en las causas Hotesur y los Sauces. “No siento que estoy siendo perseguida, es claro que eso es así. Soy la única persona que está siendo investigado por dos jueces en la misma causa”, señaló Critina en relación a las investigaciones que instruyen los magistrados federales Sebastián Casanello y Claudio Bonadío.

Fernández de Kirchner consideró que los montos de los contratos de obra pública que se erogan desde el Estado son por sumas millonarias, y remarcó que “es imposible” que se cobren retornos “a través del alquiler de inmuebles. Creo que si hubo sobreprecios debe haber una auditoría de todos los contratos que se adjudicaron en los últimos años. Esto es algo necesario y que debe hacerse. ¿Pero en función de los montos que tienen esos contratos, creen que se pueden cobrar retornos a través del pago de alquileres”, se interrogó la ex jefa de Estado.

Y en ese sentido enfatizó: “Siempre alquilé inmuebles, nunca habitaciones. Eso es algo que debe quedar en claro. Con Néstor, las inversiones las hicimos en ladrillos y ahorros”. De esta forma, la líder del Frente para la Victoria se refirió, sin nombrarlo, a los negocios que su familia hizo con el empresario Lázaro Báez, detenido actualmente en una causa por lavado de dinero. “Ese empresario no es el contratista más importantes en las obras públicas que se hacen en el país. Existen otros que son más importantes que él y que han recibido contratos más elevados”, apuntó Cristina.

La dirigente recordó en ese sentido que las obras del soterramiento del tren Sarmiento fueron adjudicadas durante su gobierno y que las obtuvo “un primo del actual presidente Mauricio Macri”, en una clara alusión a Angelo Calcaterra. “La obra del Sarmiento la adjudicamos nosotros y no se hizo por falta de financiamiento. Ahora, el empresario que tiene ese contrato, que es familiar del presidente (Mauricio) Macri, obtuvo los fondos que necesitaba”, sostuvo.

Cristina aseguró que sintió haber recibido “una trompada al estómago” al enterarse que José López, ex secretario de Obras Públicas durante los 12 años de administraciones kirchneristas, resultó detenido mientas portaba bolsos con más de ocho millones de dólares, en la localidad bonaerense de General Rodríguez. “Sentí vergüenza, indignación. Fue como un golpe al estómago. Por eso insisto que es necesario que se revisen todos los contratos de obra pública. Este caso demuestra que es necesario hacer esa auditoría”, enfatizó.

Durante la entrevista, Cristina también repartió mensajes para uno y otro lado. En relación al tema de los bolsos de López, la expresidenta se las arregló, sin hilo con la entrevista, para señalar que si hubo irregularidades de Procrear, no eran adjudicables a José López. “Era un plan de ANSeS”, aclaró, ente presidido durante su gobierno por Diego Bossio, quien rompió el bloque del Frente para la Victoria.

También recordó, en relación al tema de los alquileres, que el presidente Mauricio Macri le alquila un departamento al titular de la AFI, Gustavo Arribas. “No por eso yo voy a decir que él le paga al presidente con los fondos reservados”, chicaneó Cristina.

En ese sentido, Cristina Kirchner remarcó que el planteo que ella quiere hacer es porque “urge a la transparencia” que se puede comprobar o no mediante una auditoría.  

“La casa del exsecretario de Obras Públicas (José López) tenía ese dinero y pertenecía a una empresa. Por eso es necesario”, señaló, al tiempo que planteó: “¿Cómo va a tomar el Gobierno una  auditoría si los contratistas son amigos de ellos?”.

Durante la entrevista habló también de “los nuevos pobres” y apuntó contra “las políticas que ha venido tomando” el gobierno de Mauricio Macri.

“Es muy difícil que no se tengan esos resultados a partir de políticas donde hubo un ajuste brutal e innecesario de tarifas, donde además se desfinanció al Estado con eliminación de retenciones en determinadas cadenas productivas como cárnica, avícola, tamberos”, consideró.

A su vez, aseguró que no hará “lo que se hizo en otros gobiernos que cuando había dificultades se ponían contentos”. “No quiero que le vaya mal al gobierno porque no quiero que le vaya mal a la gente”, agregó.