Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cristina recusó a Bonadio y apuntó al Gobierno por "plantarme una causa"

La ex presidenta llevó a Tribunales dos escritos en los que negó los cargos y cuestionó con dureza al juez que la investiga por el dólar futuro. El año pasado lo apartaron de Hotesur

Cristina, tras la declaración por escrito, salió a saludar a los manifestantes dio un discurso de una hora en Comodoro Py. Sostuvo que su citación a declarar es una maniobra conjunta entre Bonadio y el gobierno de Mauricio Macri y consideró que el juez realiza un "ejercicio abusivo del poder"

Cristina, tras la declaración por escrito, salió a saludar a los manifestantes  dio un discurso de una hora en Comodoro Py. Sostuvo que su citación a declarar es una maniobra conjunta entre Bonadio y el gobierno de Mauricio Macri y consideró que el juez realiza un

Breve, pero intenso. Así puede resumirse el paso de Cristina Fernández de Kirchner por los tribunales de Comodoro Py. Llegó 9.47, subió al despacho en el cuarto piso del juez Claudio Bonadio, entregó un escrito como defensa, otro para recusarlo en la causa en la que fue imputada por la venta de dólar futuro y, tras saludar a los presentes dentro del edificio, salió a la calle.

Menos de una hora duró en sí la primera aventura judicial de la ex presidenta. Lo que continuó en los siguientes 60 minutos fue un discurso altisonante a la militancia, como cuando era mandataria, en el que buscó posicionarse como la principal referente de la oposición al gobierno de Mauricio Macri.

Al llegar al juzgado número 11, a cargo de Bonadio, Cristina preguntó por el juez, que apareció después y con quien no intercambió palabras. Acompañada por su abogado Carlos Beraldi entregó dos textos, uno relacionado con su imputación, que publicó minutos antes vía Facebook y tuvo un fuerte contenido ideológico, y otro en el que solicitó la recusación de Bonadio por presunta enemistad, en el marco del expediente que investiga su participación en la presunta defraudación en operaciones de dólar futuro llevadas a cabo en el último trimestre de 2015 y que habrían hecho perder $ 76.000 millones al Banco Central.

Entre otros puntos destacados del escrito que presentó, Cristina consideró que Bonadio realiza un "ejercicio abusivo del poder" y afirmó que su citación "es una maniobra del gobierno nacional con ayuda del Poder Judicial para plantar una causa penal" y dejarla detenida.

"Esta hipótesis de asociación ilícita, construida capciosamente por el magistrado, es otra muestra de la arbitrariedad con que ha procedido y revela además la intención del Gobierno con la colaboración imprescindible del Poder Judicial de "plantar", a quien suscribe, una causa penal que me prive de la libertad", sostuvo en el escrito que entregó en el juzgado de Bonadio y también el fiscal del caso Eduardo Taiano.

"Como ya lo he dicho públicamente y reitero una vez más: no les tengo miedo. Afrontaré este proceso y cualquier otro que quieran fabricarme. Fue decisión explicitada públicamente no tener fueros que me hubieran colocado en una posición de privilegio en relación a la de cualquier otro ciudadano. La igualdad nunca fue, para mí, un recurso retórico", agregó CFK.

En el texto advirtió que su convocatoria a declarar como acusada es un acto de "prevaricato", delito que pena al juez que dicte resoluciones contrarias a la ley, hizo un repaso de hechos políticos y económicos que rodearon la denuncia y negó todos los cargos. La ex presidenta adelantó su decisión de denunciar a Bonadio porque "la resolución dictada" al citar a declarar como imputada "resulta contraria a la ley y fundada en hechos absolutamente falsos, así quedará acreditado en la esfera judicial competente".

La decisión de Cristina de pedir la recusación de Bonadio ante la Cámara Federal, que debe expedirse dentro de los 10 días hábiles, es el segundo intento en esa línea, ya que el martes los jueces de la Sala II rechazaron el pedido realizado por Pedro Biscay, funcionario del Banco Central durante el kirchnerismo.

La ex presidenta, indirectamente, había sido investigada por Bonadio en la causa Hotesur. Luego de que su sobrina Romina Mercado interpusiera una recusación, el magistrado fue apartado por prejuzgamiento y parcialidad. La defensa de Cristina cree que en esta causa pueden aplicarse esos mismos criterios.

Por su parte, diputados kirchneristas encabezados por el ex ministro de Economía Axel Kicillof radicaron una denuncia penal contra Bonadio y el actual titular del BCRA, Federico Sturzenegger. Kicillof también forma parte del expediente de dólar futuro y declaró el martes, también por escrito. La denuncia incluye a Sturzenegger porque, aducen, en el caso de que existiera una estafa en el Banco Central, correspondió al gobierno actual, "que fue el que devaluó". Firmaron Héctor Recalde, Diana Conti y Juliana Di Tullio.