Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Crisis petrolera: el Gobierno abrió el diálogo y convocó a empresas

Crisis petrolera: el Gobierno abrió el diálogo y convocó a empresas

La reunión que se llevó a cabo ayer en la Casa Rosada, donde los ministros del Interior, Rogelio Frigerio y de Energía y Minería, Juan José Aranguren, recibieron al gobernador de Chubut, Mario Das Neves, y a los representantes gremiales Jorge Ávila, de petroleros privados, y José Llugdar, de los Jerárquicos, pasó a un cuarto intermedio hasta el inicio de la semana que viene. La administración de Mauricio Macri entendió que la crisis que está viviendo la industria petrolera en la cuenca del Golfo San Jorge encarna un tema delicado y por tanto, de agenda nacional, y abrió una instancia de diálogo. En esta línea es que convocó a una nueva reunión con los mismos participantes para el lunes, pero sumará como interlocutor a las compañías del sector que operan en la zona: Pan American Energy (PAE) –manejada por los hermanos Bulgheroni–; la estatizada YPF; y Tecpetrol –del Grupo Techint–.


Allí intentarán buscar una salida conjunta al conflicto. "Es un esfuerzo que debe ser compartido", señaló a El Cronista una fuente al tanto de las negociaciones. "Lo importante es que después de hoy (por ayer) quedó claro que el Gobierno no quiere que haya despidos masivos y se ubicó en la posición de garante o mediador del conflicto abriendo la puerta al diálogo con todos", relató otra fuente. Se especula que del lado de las empresas busquen mecanismos para que no haya despidos: por ejemplo, seguir produciendo pozos pero no perforalos. Por el lado de los sindicatos también habría gestos: ayer aceptaron que podrían llegar a modificar algún régimen de trabajo o analizar algunos retiros voluntarios y jubilaciones. En la reunión, las autoridades nacionales además garantizaron que no importarán combustibles en el caso de que se desate una huelga.


Hasta ayer las expectativas tanto de Das Neves como de los líderes sindicales no eran muy promisorias. Y es que el gobernador y los gremios esperan una ayuda financiera por parte de Nación que subsidie el barril de exportación que se produce en la cuenca. El precio internacional del crudo sigue devaluándose en el mundo (ayer se desplomó casi 7% por debajo de u$s 27 en EE.UU). Con estos valores, los productores en Chubut (que exporta el 40% del crudo Escalante que extrae que se usa menos que el liviano en las refinerías locales) reciben apenas u$s 19 por barril exportado, después de impuestos. Esto también complica a la provincia, debido a que buena parte de sus fondos provienen de regalías petroleras.


Por esa razón ya desde diciembre, e incluso con un crudo por encima de los precios actuales, las empresas pusieron en marcha un plan de contingencia: bajaron provisoriamente equipos de perforación y adelantaron vacaciones a sus empleados. Pero en los sindicatos denuncian que no hay garantías de que la actividad se reanude y que hay 5000 puestos de trabajo en riesgo. Si bien PAE representa el 60% de la producción total de la provincia, firmas como Tecpetrol, que sólo tiene el 10%, estaría más complicada porque exporta el 100% de lo que produce y ya advirtió sobre despidos. No obstante, ayer con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca presente, se decidió prorrogar la conciliación obligatoria que había impuesto entre la firma y los gremios.


La percepción de un nuevo clima de negociación no cambió la idea de que el Gobierno no elevará el valor del barril de exportación pero sí derribó la iniciativa que Ávila había comentado a este diario: en el caso de no recibir una mejora por el barril exportador, pedir una suba adicional al barril inter no, que en Chubut se paga u$s 54,5. Hoy, los sindicatos llevarán a cabo una asamblea general y decidirán pasos a seguir, según el resultado de la reunión del lunes.