Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Crisis en la familia Moyano: sin aval de Hugo, Pablo podría dejar su lugar en CGT

Luego que su hijo repudiara el acuerdo con el Ejecutivo y amenazara con renunciar a la central, el jefe camionero apoyó la decisión cegetista de suspender el paro

Pablo Moyano podría dejar su cargo en la CGT

Pablo Moyano podría dejar su cargo en la CGT

El entendimiento entre el Gobierno y el triunvirato de conducción de a CGT, que en la práctica desactivó el paro con el amenazaba la central, mostró la profundidad de las diferencias que subsisten en la reunificada entidad e impactó en el seno de la familia Moyano. El miércoles, apenas trascendieron los alcances del consenso establecido entre la cúpula cegetista y el Ejecutivo por los reclamos de bonos y Ganancias, Pablo Moyano, número dos de Camioneros y secretario gremial de la central obrera, pateó el tablero y, tras calificar de "migajas" los anuncios oficiales, renovó la presión por un paro general y hasta amenazó con pegar un portazo y abandonar su cargo en la CGT.


La rebelión del dirigente forzó ayer la reacción de su padre Hugo Moyano que, pese a haber dado un paso al costado en el liderazgo cegetista, mantiene su cuota de poder sindical y es una voz de consulta permanente de la nueva conducción.


"Pablo es Pablo, él es así", justificó Hugo en el mensaje que transmitió a la decena de dirigentes de su riñón que integran el consejo directivo de la central obrera. Moyano desautorizó las críticas que lanzó su hijo contra el triunvirato por el resultado de las negociaciones con el Gobierno y defendió especialmente la gestión de Juan Carlos Schmid, el referente del moyanismo en la cúpula de la central. "Tenemos que consolidar la unidad. El triunvirato está trabajando bien y hay que bancarlo", pidió el líder camionero a su tropa, según confiaron dos dirigentes del sector.


Además, remarcó que el escenario económico y social requiere una actitud de "prudencia" de parte de la dirigencia gremial, con lo que implícitamente respaldó la decisión cegetista de dejar en suspenso la amenaza de paro tras el avance de las negociaciones con el Gobierno y la convocatoria al diálogo tripartito para discutir con las empresas el pago de un bono de fin de año para los trabajadores del sector privado.


El mensaje de Moyano a su tropa se produjo en medio de algunos trascendidos que mencionaron que el jefe camionero dispondría la salida de su hijo de la conducción cegetista y lo reemplazaría por otro dirigente de su gremio. Moyano padre rechazó ayer esa alternativa, aunque no descartó que Pablo efectivamente avance con su renuncia. En ese caso, fuentes del moyanismo especularon con que el dirigente Omar Pérez ocuparía el sillón como secretario gremial de la central obrera en representación de Camioneros. "Estaba caliente, pero no creo que renuncie. Si se va, ahí si Hugo va a poner a otro", apuntó un referente cercano el ex líder de la CGT.
Los cortocircuitos que generaron las fuertes críticas de Pablo contra el triunvirato fueron el tema dominante de varios encuentros que por separado mantuvieron ayer los distintos de la CGT. Por la mañana, en una reunión de la poderosa Confederación de gremios del transporte (CATT), que integra Camioneros, hubo una importante señal de respaldo al rol desempeñado por Schmid desde la cúpula sindical en las discusiones con los funcionarios de Mauricio Macri. Horas después, el gesto se repitió en un encuentro que compartieron los gremios moyanistas en la sede del sindicato de cerveceros, donde analizaron las medidas dispuestas por el Gobierno y acordaron profundizar el reclamo de un bono para los trabajadores privados en el encuentro que la CGT mantendrá el miércoles con los empresarios. Pablo Moyano no participó de ninguna de las dos reuniones ni contestó los llamados de este diario.