Crédito a tasa cero: extienden el beneficio para profesionales autónomos

Abogados, arquitectos, contadores, ingenieros y otros trabajadores independientes que aporten a cajas provinciales obtendrán el financiamiento. También flexibilizaron requisitos de facturación y dispusieron que todos los autónomos que se hayan dado de alta en 2020 consigan la línea de crédito, sin importar los ingresos declarados. 

El Gobierno continúa con la calibración de la asistencia a los sectores más golpeados por la recesión del coronavirus y modificó las condiciones del crédito a tasa cero al sumar a profesionales autónomos que aportaban a una caja jubilatoria provincial, como arquitectos, contadores, ingenieros y abogados, entre otros.

A través de la decisión administrativa 721/2020, el Comité de Evaluación y Monitoreo del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción amplió el universo de los trabajadores independientes que pueden solicitar el financiamiento, flexibilizó el requisito de facturación y definió que se lo otorgará automáticamente  a aquellos que se hayan dado de alta este año.

Por un lado, podrán acceder al beneficio los autónomos que no realizan aportes al sistema integrado previsional argentino (SIPA), pero que se encuentren afiliados a cajas profesionales provinciales, segmento que se encontraba excluido. 

"Hubo muchas quejas por estos créditos debido a las tantas exclusiones que hay. Ahora se definió para bien el caso de los profesionales autónomos porquelos incluyen dentro de los posibles beneficiarios de estos créditos. Esto era esperable, porque son los que, por ahora, no habían obtenido ningún otro beneficio", explicó el tributarista Ezequiel Passarelli a El Cronista.

Además, a todos los autónomos que se hayan dado de alta el año pasado después del 20 de marzo el Comité les comparará la facturación con la del período que va del 20 de noviembre al 20 de diciembre

Por su parte, aquellos que se hayan dado de alta este año automáticamente gozarán del crédito a tasa cero, no se analizará la facturación. No obstante, no hay ninguna consideración para aquellos que hayan iniciado su actividad entre el 21 de diciembre y el 31 de diciembre. 

Por otro lado, al igual que con la asistencia salarial y los beneficios para el pago de contribuciones patronales, ahora los monotributistas y autónomos tendrán que presentar un incremento interanual nominal de su facturación menor al 5% entre el 20 de marzo y el 19 de abril para acceder al financiamiento. Antes, el acceso requería que no haya habido aumento alguno, lo que implicaba una contracción real de casi 30% teniendo en cuenta la inflación.

El especialista tributario Sebastián Domínguez considera que el programa debería hacer contemplaciones con aquellos monotributistas y autónomos que, a pesar de haber facturado en estos días, no pudieron cobrar

"Hay empleadores que no encuadran en los parámetros para considerar una sustancial reducción de la facturación, pero sus cobranzas desde el 12 de marzo de 2020 son sustancialmente menores o incluso pueden llegar a ser inexistentes", indicó.

Para asistir a monotributistas y autónomos afectados por la crisis, el Gobierno lanzó hace unas semanas créditos con tasas de interés nominal de 0% y con un subsidio de todo el costo financiero total del instrumento. 

Los beneficiarios podrán pedir hasta la cuarta parte del límite de ingresos para cada categoría, con un tope de $ 150.000. El beneficio se otorgará en tres cuotas mensuales iguales y consecutivas.
 

Tags relacionados

Más de Economía y Política