Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Creció el costo del endeudamiento argentino: para colocar títulos hoy debería pagar un 7,5%

Antes de las elecciones en EE.UU. la Argentina podía emitir deuda a 6%. Las necesidades de financiamiento llegan a u$s 44.000 millones en 2017, la mitad a colocar en el exterior

Creció el costo del endeudamiento argentino: para colocar títulos hoy debería pagar un 7,5%

El cambio en el escenario internacional pone en jaque el esquema de financiamiento argentino para 2017. Antes de el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos era posible colocar deuda a un 6% anual, pero post elección el costo subió a 7,5%. Y esta tasa, ya 1,5 puntos porcentuales por arriba que hace un mes atrás, luce hoy como un piso. Este es el análisis que realizó el Estudio Broda, quien vaticinó que salir a conseguir ahora parte de los u$s 40.000 millones que harán falta el año próximo va a costar más caro.

La tasa del bono de EE.UU. a 10 años subió desde fines de noviembre desde 1,8% a alrededor de 2,4%. Este incremento marca un nuevo marco de referencia para otros títulos en el mercado internacional, y, por lo tanto, suben también las tasas a las que podría conseguir deuda la Argentina. Además para Broda esta alza podría seguir su camino ascendente en los próximos seis meses y sumar otros 40 o 60 puntos básicos, razón por la cual, según su consejo, sería mejor salir a colocar deuda ahora que una vez transcurridos algunos meses de 2017.

"No está previsto salir a colocar deuda en los mercados internacionales en lo que resta del año", había confirmado una fuente del Ministerio de Hacienda, a cargo de Alfonso Prat-Gay, tras el triunfo de Trump el 8 de noviembre. En lo que va de 2016, los títulos soberanos en moneda extranjera emitidos según ley de Nueva York alcanzan los u$s 22.050 millones, entre los u$s 16.500 millones iniciales (que se usaron en parte para pagar a los holdouts), los u$s 2750 para la recompra del Cupón PBI y los 2500 millones de euros colocados a principios de octubre, que equivalen a u$s 2800 millones, aproximadamente. También engrosaron el stock de Letes en dólares (que son colocaciones a corto plazo) e hicieron emisiones en pesos, a tasa fija, por hasta 10 años de plazo.

En principio, desde Hacienda sostuvieron que esperaban que se acomode la situación a este nuevo contexto internacional, tras los vaivenes en los mercados. De todos modos, Prat-Gay tomó a su favor que este año se colocó lo que estaba dentro del programa financiero y, por lo tanto las necesidades de financiamiento están cubiertas. Y, por esta razón, no está previsto que la Argentina vuelva a emitir en los mercados internacionales.

Para el 2017, desde el Estudio Broda vaticinan que habrá necesidades de financiamiento por u$s 44.000 millones. Este número surge de un déficit fiscal primario de $ 500.000 millones, vencimientos de deuda por $ 100.000 millones. A estos vencimientos en pesos se suman los u$s 17.000 en dólares. El Banco Central podrá financiar $ 150.000 millones, razón por la cual quedan $ 735.600 de brecha para 2017, que equivalen a u$s 44.000 millones.

A su vez, las fuentes de financiamiento evalúan desde esta consultora que podrán venir, en torno a u$s 4000 o u$s 5000 millones del blanqueo, sumadas a Letes por u$s 6000 millones, colocaciones con organismos internacionales (por encima del roll over) por u$s 3000 millones y u$s 8000 con emisiones en el mercado local. De esta manera, quedarían para buscar financiamiento en los mercados internacionales entre u$s 20.000 y u$s 22.000 millones.

Dentro de los vencimientos de deuda pública en poder del sector privado, los principales habrá que afrontarlos durante el segundo trimestre: en abril habrá que gatillar u$s 6540 del Bonar X, en mayo u$s 2100 del Club de Paris y, en junio, u$s 1000 millones del Global 17. Del total de obligaciones en dólares (en manos del sector privado), por u$s 16.370 millones, unos u$s 12.000 se concentran entre el cuarto y sexto mes del año.