Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Crecen las divisiones en la oposición por la reforma migratoria oficial

La reforma migratoria que el presidente Mauricio Macri estableció a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) continúa generando divisiones entre los opositores. A las diferencias internas en el Frente Renovador se sumó ayer un fuerte cruce en el peronismo, cuando el intendente de la ciudad chaqueña de Resistencia, Jorge Capitanich, acusó al jefe del bloque de senadores del PJ-Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, de ser "más oficialista que el PRO".
El ex jefe de gabinete del kirchnerismo criticó al senador por su postura frente a los cambios en la política migratoria a través de la red social Twitter. "Me preocupan mucho las declaraciones de Miguel Pichetto, pues aparece como xenófobo en un país de inmigrantes", observó Capitanich, quien además agregó que el rionegrino también se muestra "como misógino en un país que tuvo la dicha de tener una Presidenta mujer reelegida por casi el 55% de los votos, como anticlerical y agnóstico en un país de predominio católico y cristiano, como discriminador en un país abierto con ampliación de derechos civiles".
Y remató: "Y lo que más me preocupa, que como jefe del bloque de la oposición en el Senado sea el más oficialista del gobierno PRO".
Pichetto, hombre fuerte del Senado que maneja el bloque mayoritario de la Cámara alta, había manifestado su apoyo al DNU con el que el Gobierno modificó la Ley de Migraciones para impedir el ingreso al país de extranjeros con condenas o antecedentes penales. Para el senador, la cuestión migratoria es un tema de preocupación desde hace varios años, y suele referirse a él en sus discursos en el recinto.
El peronismo se sumó a la división que el tema ya generó en el Frente Renovador, partido en el que su líder, Sergio Massa, respaldó los cambios. Massa subrayó que "en la Argentina los delincuentes tienen que tener vedado el ingreso". A contramano, el legislador nacional e integrante de su mismo espacio Felipe Solá consideró "un error" modificar la Ley de Migraciones con un DNU y advirtió: "No vamos a bancar ni un centímetro de xenofobia, ni la explicación de que todo el problema de la inseguridad viene por ahí".