Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Crece la tensión contra el tarifazo: petroleros van al paro y peligra suministro de gas

Paralizarán las operaciones del gasoducto que abastece a gran parte de la Argentina. En paralelo, Aranguren y Frigerio volverán a recibir a gobernadores

Obispos de la Patagonia manifestaron su preocupación a Aranguren

Obispos de la Patagonia manifestaron su preocupación a Aranguren

La preocupación y malestar que generó el aumento de tarifas se agudiza día a día. Mañana el Sindicato de Petroleros Jerárquicos de Tierra del Fuego realizará un paro en esa provincia y cortará el suministro de gas como forma de protesta contra las subas implementadas en febrero por la administración de Mauricio Macri. El secretario del gremio, Moisés Solorza, ratificó ayer que los operarios cerrarán la llave del Gasoducto San Martín que abastece a gran parte de la Argentina desde la isla.

Solorza explicó que la medida de fuerza apunta contra el incremento de tarifas de hasta el 400% para los hogares y de hasta el 2500% para los comercios e industrias de la Patagonia, lo cual amenaza cientos de puestos de empleo. El sindicato invitó al gobernador del Chubut, Mario Das Neves, y al intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, a participar de la manifestación que tendrá lugar en la ciudad de Ushuaia y a la que ya confirmaron su asistencia otros jefes comunales de la región. Das Neves y Gennuso libraron una batalla abierta contra el Gobierno en los tribunales al presentar recursos de amparo para frenar la aplicación del “tarifazo”.

En paralelo a la protesta, los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Energía, Juan José Aranguren, se reunirán al mediodía con gobernadores patagónicos. En el último encuentro llevado a cabo la semana pasada, se dispuso un tope de 400% de aumento a los consumos residenciales. Pero los gobernadores rechazaron la propuesta. Mientras en Buenos Aires los ministros discutirán con los mandatarios nuevas formas de morigerar los incrementos, en la provincia más austral los trabajadores se retirarán de los pozos y de todos los puestos clave e interrumpirán las operaciones del gasoducto que se extiende a lo largo de 6100 kilómetros entre Tierra del Fuego y Buenos Aires, a cargo de Transportadora de Gas del Sur (TGS), la mayor transportista de gas de América latina. De esta manera, las empresas deberán aplicar un plan de contingencia y, por seguridad, detener las plantas. “Si hace falta, nos vamos a colgar de las válvulas”, amenazó Solorza. En Tierra del Fuego se producen unos 22 millones de metros cúbicos por día de gas natural, lo que equivale aproximadamente al 20% de lo producido en el país y de lo cual el 85% es inyectado al continente.

Por otra parte, los reclamos ante la Justicia se multiplican todas las semanas aunque el Gobierno nacional aseguró que apelará cada uno de ellos. Ayer se conoció que un juez federal de Ushuaia, Federico Calvete, dictó la primera medida judicial contra el incremento en la tarifa de gas en la provincia, ante la presentación realizada por integrantes de la Cooperativa Metalúrgica Renacer, una fábrica electrónica recuperada por los trabajadores de la ex Aurora Grundig. El magistrado hizo lugar “en forma interina” a la suspensión de los aumentos. La semana pasada, la jueza federal Martina Forns avaló la medida cautelar que benefició a una clínica privada de San Martín y manifestó que está analizando “otros casos”.

La alarma que desataron los aumentos en las tarifas de gas y electricidad llegó a la Iglesia. Los obispos de las provincias de Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego explicitaron ayer su “profunda inquietud”, a través de una carta enviada a los ministros Aranguren y Frigerio. A su vez, el defensor del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, reclamó al titular de la cartera energética que se amplíe la tarifa social a los clubes de barrio y a las entidades de bien público en general.