Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Crece la capacidad ociosa de la industria y está en los niveles de 2003

El Indec señaló que el promedio de utilización de las fábricas en febrero fue de 60%. La mejor performance la tuvo la industria del papel y el cartón y la peor la automotriz

Crece la capacidad ociosa de la industria y está en los niveles de 2003

Mientras el presidente Mauricio Macri instaba a los empresarios y políticos presentes en la versión latinoamericana del Foro de Davos a invertir en el país, el Indec dio a conocer el estimador mensual que mide el uso de la capacidad instalada de la industria, que reveló que las fábricas locales estan pasando el peor momento de los últimos 14 años.

Según el informe de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) que mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, señaló que el promedio del panel de entre 600 y 700 empresas medidas se ubicó en el 60% en el segundo mes del año.

El indicador mostró una caída respecto de febrero de 2016 de poco más de cuatro puntos (ese mes el promedio fue 64,2%), y de 0,6% contra enero último.

El dato es el correlato de otro informe que dio a conocer días atrás el Indec y que tiene que ver con la producción industrial. El estimador mensual mostró un derrumbe de 6% en febrero en la comparación interanual.
Aunque parte de la caída se podría explicar en que los dos primeros meses del año son los elegidos, normalmente, para realizar las paradas técnicas de las fábricas, el porcentaje de utilización de febrero repite la tendencia de enero y establece que el nivel de utilización de la capacidad para producir del complejo industrial local no sólo mostró el peor desempeño de los últimos 14 años. En otras palabras, el nivel de utilización de las fábricas locales es similar al de 2003.

El trabajo divide a los sectores en bloque productivos, y entre los que están mostrando utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son papel y cartón (85%), en segundo lugar quedó refinación del petróleo (81,6%), y en tercer puesto los productos del tabaco (78,3%).

Entro los que superan la media en menos de diez puntos se encuentra el bloque de sustancias y productos químicos (68,8%), productos minerales no metálicos (68,7%), las industrias metálicas básicas (65,7%) y productos alimenticios y bebidas (62,4%).

Por otra parte, los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general de la industria son productos de caucho y plástico (54,1%), productos textiles (53,9%), edición e impresión (47,6%), metalmecánica (excepto automotores) (42,1%) y la industria automotriz (31,5%).

En el caso de este último sector, la industria automotriz, la caída que vive el sector productivo queda reflejada en los datos que proporciona la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), que señalaba que en febrero pasado la producción nacional de vehículos fue de 24.036 unidades, un 10,2% menos respecto de enero y un 29,7% por debajo del desempeño del mismo mes del año pasado.

Estos datos contrastan con la vitalidad que están mostrando los concesionarios. El patentamiento de autos 0 km en febrero creció 19,1% interanual. Parte de esto se explica en una creciente guerra de precios que se está llevando adelante entre las marcas y, principalmente, que las unidades más vendidas son fabricas en Brasil.
Desde el Gobierno buscan incentivar al sector industrial a través de la firma de acuerdos productivos sectoriales. Ya pasaron por esto parte del sector petrolero –el de Vaca Muerta–, la industria automotriz, la de la construcción y el último firmado esta semana es del sector textil y calzados.

El informe mensual del Indec se conoció en medio del primer paro nacional que realiza la Central Gremial de los Trabajadores (CGT) al Gobierno, en reclamo por la pérdida de fuentes de trabajo y la caída del poder adquisitivo de los salarios.