Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Crean propuestas "de cobro muy improbable"

El economista Fausto Spotorno, del estudio Ferreres, se sumó al debate en torno al proyecto con media sanción de Diputados para la modificación en Ganancias, y evaluó que con el dictamen del Frente para la Victoria que se aprobó ayer en Diputados, "los impuestos que están creando son muy improbables de cobrar".
"Los impuestos que están creando son muy improbables de cobrar y además no dan para nada. El impuesto a la renta financiera existe para todo lo que es corporativo y no existe parcialmente para las personas físicas. Este tema va a encarecer el crédito y por lo tanto a la inversión. Lo que se está gravando es el ahorro que va a ir destinado a la inversión", dijo en Spotorno en declaraciones radiales.
En esa línea, el economista indicó que "bajar impuestos en la Argentina siempre es una buena noticia porque la presión tributaria es enorme, pero también estamos con el problema de que el déficit fiscal es enorme. Ojo con que esta baja no esté compensada con una baja del gasto", advirtió el economista.
"Nadie está pensando hoy en bajar el gasto público, y no hay muchas opciones. Tenemos un déficit fiscal enorme y estamos número dos en el ranking de impuestos a nivel global del Banco Mundial. No hay que ser un genio darse cuenta que para resolver el déficit fiscal hay que bajar el gasto, porque los impuestos no se pueden subir más", aseguró Spotorno.
Por último, el economista resaltó que "el Gobierno tiene su parte de culpa" en esta cuestión porque "no actuó todo lo austero que debió haber actuado en materia de gasto".
Para Spotorno, hay algunos gastos que se pueden ajustar, entre los que destacó los subsidios a distintos sectores de la economía.