Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cortocircuito entre Mendoza y San Juan por el convenio vitivinícola

Por primera vez en 22 años, ambos gobiernos no firmaron el acuerdo que establece el porcentaje de uvas a destinar a mosto.

Cortocircuito entre Mendoza y San Juan por el convenio vitivinícola

Los gobiernos de Mendoza y San Juan fueron incapaces en ponerse de acuerdo y por primera vez en 22 años no firmaron el acuerdo vitivinícola que establece el porcentaje de uvas que se debe destinar a mosto.

Como las administraciones de Alfredo Cornejo (Mendoza) y Sergio Uñac (San Juan) no alcanzaron un entendimiento, la ley vigente desde 1994 establece que si no se firma, queda vigente que se destinará el 20% de las uvas a la elaboración de mosto.

La tensión entre las provincias se desató a principios de marzo cuando se conoció que Mendoza quería incorporar este año en el pacto un sistema de “compensaciones” o “excepciones” a cumplir con el cupo de mosto.

Esa iniciativa proponía que los productores que exporten determinada cantidad de vino pueden eludir el cumplimiento obligatorio de hacer mosto que se establece cada año en el Tratado Interprovincial.

El mosto es el jugo formado por la piel, la pulpa y las semillas de la vid que se utiliza para la producción de bebidas sin alcohol, aunque algunos países comenzaron a experimentar su uso como biocombustible, por su alto contenido de azúcar.

Este producto concentrado es usado en jarabes, jugos, golosinas, dulces, edulcorantes para gaseosas y hasta panificados; en el país, empresas como Arcor, Dulciora y Pe¤aflor lo utilizan para elaborar dulces.

Los motivos del cortocircuito

A la hora de explicar las causas que no permitieron un entendimiento, los gobiernos de Cornejo y Uñac se responsabilizaron mutuamente y aseguraron defender a los productores de cada una de sus jurisdicciones.

El ministro de Producción sanjuanino, Andrés Díaz Cano, dijo que existen las “mejores relaciones” políticas con Mendoza, pero aclaró que el acuerdo no se rubricó porque la gestión Cornejo “no ha querido”.

“Dieron por caído el acuerdo porque San Juan no permitió que figure una cláusula que ellos (los mendocinos) quieren incorporar, que consiste en la compensación económica por exportaciones”, detalló el funcionario sanjuanino.

Por su parte, el ministro de Economía mendocino, Enrique Vaquié‚ explicó que su provincia pretendía “que se transparentara la situación de los últimos años y que la diversificación de exportación que sólo hacía Mendoza, a través del Fondo Vitivinícola, quedara expresada en el acuerdo”.

“Entendíamos que el acuerdo que estaba es incompleto y debíamos comenzar a dar señales claras, porque no se estaba cumpliendo con la promoción de las exportaciones, que en el caso del mosto las hace Mendoza”, aseveró Vaquié.

El funcionario mendocino recordó que tras una primera reunión hubo un principio de acuerdo con San Juan, pero reconoció que luego las autoridades de esa provincia decidieron dar “marcha atrás” porque sólo pretendía que se fijara “el porcentaje de mosto” sin establecer la compensación por exportaciones.

“Esto no quiere decir que querramos terminar con el Acuerdo que establece la Ley, sino que entendemos que es momento de hacer cambios, ya que estamos con dos estructuras vitivinícolas diferentes”, enfatizó Vaquié.

Díaz Cano, por su parte, respondió que con las compensaciones que pretendía Mendoza no se cumpliría ni siquiera el 20% que establece la ley por lo que se va a generar un sobrestock que atentaría contra toda la industria vitivinícola de esa región del país.

Fuente: Agencias y Cronista.com