Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Corrientes y Chaco quieren acordar los cortes de luz para el verano

El presidente lo anticipó. No importa lo que suceda con las tarifas este verano persistirán los cortes de luz.
En ese contexto, las provincias del norte argentino –una de las zonas que más sufre los cortes por los altas temperaturas– buscan implementar un plan en donde se puedan coordinar los cortes de energía.
Así, el gobierno correntino del radical Ricardo Colombi le propondrá a su par de Chaco, el gobernador por el Frente para la Victoria, Domingo Peppo, la coordinación de los cortes de energía eléctrica durante el verano, para evitar cortes que no sean programados.
Según un cable de la agencia NA, Chaco y Corrientes son dos de las provincias donde los usuarios de energía eléctrica más sufren cortes del suministro durante el verano por la obsolescencia del transporte y la red de distribución.
La temperatura suele subir hasta los 40 grados centígrados en los días más calurosos entre enero y abril, por lo que los usuarios de las empresas correntina DPEC y la chaqueña Secheep sufren sobremanera los cortes de luz.
Ahora, funcionarios correntinos aseguraron que están analizando la posibilidad de acordar con sus pares del Chaco la programación de cortes de energía eléctrica para evitar una crisis grave en los próximos meses.
Desde el lado de la provincias chaqueña aseguraron que hasta la fecha esa posibilidad no fue conversada ni con la Nación ni con el resto de las distribuidoras de la región.
Quizás tenga que ver no sólo con las diferencias de los colores políticos entre Corrientes y Chaco sino que la administración Peppo entienden que, aunque haya muchos problemas este verano, con los trabajos realizados podrán sortear las dificultades que se presenten más allá que en algunos casos el corte del suministro eléctrico sería inevitable.
Mientras desde el poder político en todos sus niveles descuentan los cortes, en el noroeste argentino aún se sigue discutiendo los cambios económicos, y todo hace parecer que va camino a la judialización.
La empresa distribuidora Transnea que abastece a Corrientes, Chaco, Formosa y Entre Ríos ya realizó actualizaciones que superaron el 100% y la semana pasada realizó una nueva audiencia pública en Formosa donde comunicó su intención de aumentar desde febrero el costo de la energía en todo el NEA desde febrero y despertó el enojo de todas las gobernaciones de la zona que pidieron la nulidad del debate.
El secretario de Energía de Corrientes, Eduardo Melano, y representantes de la Federación Empresarial (Fecorr) afirmó que van a pedir que sea "anulada porque no había información sobre el aumento que pretenden aplicar. Esperamos que el Enre, que hace tiempo está ausente, haga algo y al menos anule el proceso", agregó.
Desde hace tiempo que las provincias están pidiendo hacerse cargo del servicio y correr a la empresa que hoy está conformada por capitales argentinos, con Elecnorte como sociedad Controlante con 55,59%, IATE (10,49%), Enercon (10,49%), Devail (10,49%), Industrias Argentinas Man (4,20%) y el personal, tiene por el Programa de Propiedad Participada (PPP) 8,74 por ciento.