Coronavirus: proponen crear un pasaporte sanitario para circular libremente por el país

La diputada Lorena Matzen presentó un proyecto con el objetivo de "dar libertades que hoy no tenemos y generar un equilibrio entre lo que es salud y economía".

El último lunes, en el marco de la cuarentena que va camino hacia los 200 días, la diputada nacional por Río Negro, Lorena Matzen, presentó un proyecto de ley que busca una salida ordenada para reactivar la vida de todos en la Argentina.

La autora del proyecto propuso una herramienta, llamada pasaporte sanitario, que permitiría que las personas circulen libremente dentro del país -en tanto se desarrolla una vacuna contra el coronavirus-, y además resultaría útil para monitorear la salud de la gente.

"Esto en realidad es una copia de lo que hacen en otros países, donde han generado esta herramienta como un sistema para poder movilizarse de un lugar al otro", señaló la diputada radical de Bariloche en declaraciones a El Cronista. El plan ya fue aplicado en Uruguay, México, Caribe, China, Alemania, Italia, donde la población ya puede transitar libremente.

 

"En un principio lo pensamos para la reactivación de turismo. Porque actualmente quien viaja de una provincia a la otra, no solo tiene que tener una justificación, sino que también está pasando que muchos mienten para estar exceptuados , aseveró.  

Y en esa misma línea añadió: "Queremos que te exima de la cuarentena, porque ahora llegás a una provincia y tenés que aislarte 14 días en donde te indican, normalmente en hoteles que tienen un alto costo", pese a no estar infectado. 

Detalles del pasaporte sanitario

El pasaporte sanitario comprende "un doble testeo" para disminuir falsos negativos: uno en el lugar de origen, con 48 horas de anticipación al viaje, y un segundo testeo rápido en el destino "que es uno mucho más económico".

A su vez deberán cumplirse -mediante compromiso en una declaración jurada- los protocolos sanitarios obligatorios correspondientes a cada lugar de destino.

La diputada de Bariloche indicó que la herramienta no se trata de un documento, sino que es un trámite que podría incluirse dentro de las aplicaciones o mediante un papel. "Esto no reemplazaría al pasaporte de verdad", aclaró.

Principales objetivos del proyecto

De acuerdo con Matzen, la idea principal es generar la certeza de que quien viaja, no tenga coronavirus y que los sanos puedan tener libertad de circulación. 

Su propuesta tiene el fin de "hacer una mejor gestión de la pandemia, alzar la cantidad de testeos y, sobre todo, dar libertades que hoy no tenemos y generar un equilibrio entre lo que es salud y economía".

Y, entre otras de las consecuencias positivas que tendría la aplicación de este proyecto, mencionó: "Es la posibilidad de que no haya que explicar más nada, esto permitirá reservar lo privado". 

Costos

El test rápido en destino, que es de menor complejidad, cuesta entre $ 900 y $ 1.200. En tanto, el hisopado en origen, según Matzen, oscila entre los $ 5.000 y los $7.000.

Sobre quién cubriría los costos, la diputada detalló: "En un principio nosotros pusimos que está a cargo de la persona que quiere viajar, pero eso lo dejamos abierto. Puede ser absorvido por obras sociales, seguros de viajeros o por el propio Estado en función de la reactivación económica", mencionó entre otras posibilidades.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios