Coronavirus: el Gobierno ahora apunta al 23 de diciembre como fecha de llegada de la vacuna rusa

Una delegación argentina se encuentra en Rusia realizando gestiones oficiales para contar con la vacuna en el país antes de fin de año. El martes, Ginés González García había puesto en duda esa promesa.

Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, y Cecilia Nicolini, asesora presidencial, encabezan la delegación argentina que se encuentra en Rusia para gestionar la llegada de la vacuna Sputnik V al país.

El presidente Alberto Fernández había prometido en reiteradas ocasiones que comenzaría a vacunarse en el país antes de fin de año. Sin embargo, el ministro de Salud, Ginés González García, lo había puesto en duda el pasado martes, cuando brindó una conferencia de prensa junto a Daniel Gollán y Fernán Quirós.

Allí, González García había explicado que no podía confirmar la vacunación en diciembre porque “lamentablemente hay variables difíciles como dificultades con los aviones. No es algo simple, pero queremos hacerlo y es la voluntad política del Presidente .

Sin embargo, Vizzotti y Nicolini viajaron con inspectores de la ANMAT con el fin de continuar con las gestiones y que la vacuna llegue en las próximas semanas. Igualmente, aún resta la aprobación del organismo argentino para que puedan comenzar las aplicaciones en el país.

Nicolini contó que los resultados que les compartieron son “muy positivos y alentadores , según consignó Télam. En esa línea agregó que “se está trabajando también en todo lo que lo que son los aspectos logísticos, y un gran desafío para que el primer lote de dosis llegue a la Argentina antes de fin de año .

El Presidente había anunciado que en la primera etapa, en diciembre, se vacunarían 300.000 personas. Luego, entre enero y febrero se llegaría a 10 millones de personas vacunadas. La Sputnik V requiere de dos dosis con tres semanas de diferencia entre las aplicaciones.

El lunes, el Instituto Gamaleya, a cargo de la investigación, había comunicado que la vacuna obtuvo una eficacia del 91,4% en los ensayos clínicos de fase 3 realizados. Hasta el momento se vacunaron 26.000 voluntarios en ese país y no se identificaron eventos adversos.

Si la vacuna finalmente llega al país en las próximas semanas, como fue anunciado, resta otro desafío: la distribución regional. El Gobierno prometió que se enviaría a todas las provincias según la necesidad que exista.

Esta vacuna se convirtió en la gran esperanza para el gobierno nacional. La otra que podía llegar rápidamente a la Argentina era la de Pfizer. De hecho, se realizaron estudios con voluntarios en el país. Sin embargo, se sucedieron inconvenientes y por el momento no se firmó un acuerdo para que en el corto plazo arribe al país.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios