Convocan a la paritaria nacional docente para la segunda quincena de enero

Lo dispuso el ministro de Educación, Nicolás Trotta, y participarán los cinco gremios docentes con representación federal. El Gobierno recupera así el instrumento para fijar el piso salarial nacional de los maestros que había sido derogado por la gestión de Mauricio Macri

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, confirmó a los gremios docentes que los convocará a partir de la segunda quincena de enero para volver a discutir la paritaria nacional de maestros y trabajadores del sector, y de ese modo volverá a poner en marcha un mecanismo que la administración del expresidente Mauricio Macri dejó en desuso en 2016.

Los gremios celebraron la apertura de la mesa de discusión que tiene por objetivo establecer un piso en los haberes para todos los asalariados, pero a la vez acordar criterios mínimos para la mejora de la formación docente y el trabajo con alumnos en las aulas.

El titular de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) de la capital federal, Eduardo López, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, y el líder de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), docente y extitular de la Central de Trabajadores de la Educación (Ctera), Hugo Yasky, acudieron este martes a la Casa Rosada para discutir con el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, los puntos preliminares desde los cuales plantean dar la discusión.

Desde el entorno de los dirigentes sindicales dejaron entrever que la discusión por venir "tiene un componente salarial y otro educativo", en aras de recuperar la pérdida de poder adquisitivo por la inflación, y plantear mejoras en la capacitación docente y otros aspectos que hacen a la vida de las escuelas. 

Pese a la buena sintonía entre los dirigentes del Gobierno y el mundo sindical, que apoyó en campaña a la fórmula del Frente de Todos, un referente involucrado en la negociación advirtió -bajo la condición de mantener el anonimato- que el planteo que llevarán apunta a "recuperar lo perdido y quedar por encima de la inflación".

Los sindicalistas apuestan a discutir con Trotta la recuperación del salario docente, que puede instrumentarse a través de varios mecanismos. En caso de convocarse al Consejo del Salario,  Mínimo, Vital y Móvil y establecerse una suba, los docentes percibiría un 20% más en forma automática.

Bajo esa fórmula, la base salarial mínima para cualquier educador quedaría modificada, y luego se abriría una discusión entre la Nación y las provincias más vulnerables para cubrir el bache dinerario a través del Programa Nacional de Compensación Salarial Docente.

La otra vía de negociación abierta sería actualizar el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), que hoy en día está congelado en $ 1200 por docente y por cargo, pagándose solo hasta dos cargos.

Referentes gubernamentales y gremiales confirmaron asimismo que los docentes no percibirán el incremento salarial obligatorio que el Gobierno nacional prevé establecer por decreto para trabajadores de la Administración Pública Nacional, por lo que aspiran a replicar la discusión ante las provincias.

En paralelo a la discusión nacional, cada gremio docente tendrá una discusión abierta a nivel jurisdiccional. En la ciudad de Buenos Aires, donde UTE reclama la indexación de la paritaria a la inflación o una "cláusula gatillo", el ministerio de Educación ya confirmó que convocará a docentes en la segunda quincena de enero.

La última vez que se convocó a la Paritaria Nacional Docente fue a inicios de 2016, meses después del comienzo del gobierno de Macri, cuando Esteban Bullrich presidía la cartera educativa. El año siguiente, el ahora senador descartó poner en marcha el mecanismo aduciendo que "la Nación no paga los sueldos" y que la discusión debía darse a nivel de las provincias.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día