Consultoras: tras un 4% en diciembre, esperan una inflación al mismo ritmo en el primer trimestre

Relevamientos privados arrojaron un salto considerable en diciembre, en especial en el rubro de alimentos y bebidas, y los analistas no esperan que la dinámica se aligere en los primeros meses del año.

La inflación en diciembre saltó por encima de 4% en casi todos los relevamientos privados, con una marcada suba en el rubro de alimentos que llegó a rebasar el 6%, y los analistas esperan que en el primer trimestre la suba de precios se mantenga por lo menos al mismo ritmo, con el ojo puesto en eventuales tensiones cambiarias y los aumentos de productos y servicios regulados.

Se trataría además de la suba mensual más alta del año, por encima del 3,8% de octubre, y un nuevo salto con respecto a los meses anteriores. Pero lo que más preocupa a los analistas es que para los primeros meses del año asoma una dinámica similar en materia inflacionaria.

En diciembre, cuatro consultoras, tres del Gran Buenos Aires (GBA) y una de Capital Federal, marcaron una suba de 4% o más en su nivel general: Ecolatina (4%), Eco Go (4%), Seido (4,2%) y FIEL (4,5%), este último en territorio porteño. En tanto, OJF, también en el Conurbano, arrojó un incremento de 3,6%.

En cuanto al rubro de alimentos y bebidas, el más representativo en todos los índices, los relevamientos realizados en Provincia marcaron alzas todavía más pronunciadas, con un 6,5% de Ecolatina, un 6,4% de Seido (tomando la variación de cuatro semanas de diciembre), un 4,3% de Eco Go y un 4,2% de OJF. En tanto, el de FIEL registró una suba mucho menor, de 2,1%.

Por otro lado, la medición núcleo, que en el último dato oficial mostró una aceleración importante, volvió a exhibir incrementos por encima de los respectivos niveles generales y es el síntoma que más preocupa a los analistas de cara a los primeros meses del año, teniendo en cuenta que una porción importante segmento que conforma la medición core que tiene los precios controlados. 

En el relevamiento de OJF alcanzó el 3,8%, mientras que en el de Seido fue de 4,9% y en el de Eco Go, 4,2%. La excepción fue de FIEL, que de todas maneras anotó un significativo 4,3%. 

De replicarse estos datos en el IPC del Indec, la inflación de todo el año habría totalizado 36,1% y en el último trimestre de 2020 un 11,4%, cifra que si se anualiza superaría el 54%, un escenario muy preocupante teniendo en cuenta que una buena parte del índice continúa congelada.

Martín Vauthier, de Eco Go, remarcó que durante la pandemia hubo un 60% de los precios que estaban anestesiados, ya sea por el congelamiento de tarifas y otros regulados, acuerdos de precios de alimentos y consumo masivo o directamente sin oferta por la cuarentena. "Con la flexibilización de las restricciones, la inflación trepó cada vez más, por lo que el dato de diciembre era esperable", dijo.

Pero estos datos alarmantes de diciembre no son aislados, dado que los especialistas prevén que los factores alcistas se prolongarán en los primeros meses del año, principalmente por los incrementos asociados a la flexibilización de la actividad y a los ajustes de precios regulados. 

"En el primer trimestre la inflación seguirá alta: a los aumentos reprimidos del año pasado, se sumarán algunas presiones estacionales y algunos remarques de segunda ronda por los ajustes en combustibles y otros precios regulados", señaló Matías Rajnerman, de Ecolatina.

Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Empiria, destacó, además de los aumentos regulados y particulares, el incremento cada vez más amplio del tipo de cambio oficial y el consiguiente traspaso a los precios que aumenta la presión sobre la inflación.

En tanto, Vauthier agregó que las dos incógnitas pasará por el destino que tengan las tarifas de servicios públicos y los programas de acuerdos de precios como Precios Máximos, además de las eventuales tensiones que pueda haber en el mercado cambiario y la evolución de la brecha entre la cotización oficial y las paralelas que pueda filtrarse en los precios.

"Si el Gobierno lograra revertir expectativas, bajar el riesgo país, comprimir la brecha cambiaria y avanzar en un programa fiscal y monetario consistente con la expectativa podría ayudar a que haya una menor filtración de la brecha a los precios y que el tipo de cambio se mueva a un ritmo más acotado que también ancle las expectativas a la hora de firmar las paritarias", concluyó.

 

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios