U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Construcción: se derogó el ajuste final por costos

La construcción tendrá graves problemas para cotizar los emprendimientos inmobiliarios privados, porque el Digesto derogó la ley que preveía la actualización por costos al final de la obra y por otra norma tampoco se podrá ya utilizar el índice de la Cámara Argentina de la Construcción para anticipar ese ajuste en cuotas durante el transcurso de la obra.
En un emprendimiento inmobiliario, se cotizan todos los rubros de la construcción desde el principio, incluyendo servicios e impuestos, y se construye una estimación, sobre la cual se aplican porcentuales para calcular el costo de cada departamento sobre toda la obra, explicó Federico Blejer, abogado y desarrollador inmobiliario de Fidusaires SA.
Pero ese esquema es a costo real. Si bien se hace una estimación al principio, se venden las unidades sabiendo que es al costo. Cuando se termine el cierre del presupuesto, a lo que se estimó en el origen el que compró tendrá que sumarle los excesos de costos en que se haya incurrido. En general, se dan facilidades, al igual que se venía programando una mecánica de pagos, añadió Blejer.
Para que no sea tan pesado el costo final, generalmente, el precio se va actualizando entre el 15 y 18 de cada mes con el índice del mes anterior que publica la Cámara Argentina de la Construcción. Si bien la indexación ya estaba prohibida, la aplicación del índice CAC no se tomaba como actualización, sino como un pago a cuenta del ajuste final por costos.
De todos modos, los índices de la cámara históricamente son conservadores y no siguen el costo de los insumos de la construcción pero sirven porque están informados públicamente y el comprador puede acceder por Internet y genera transparencia, comentó Blejer.
Ahora el Digesto derogó la Ley 12.910, que si bien hablaba de ajuste por costo de la obra pública y había sido reemplazada por el Decreto 1295, en la práctica era usada por el sector para ajustar la construcción privada. Al mismo tiempo, quedó vigente el artículo 7 de la Ley de Convertibilidad, que prohíbe la indexación. Este juego de normas pone en problemas el presupuesto de los emprendimientos inmobiliarios privados que se quedaron sin legislación. La Cámara estaría analizando si existe la posibilidad de hacer alguna observación al Digesto.