Consenso tripartito para contener la litigiosidad en el ámbito laboral

Funcionarios del Gobierno, industriales, sindicalistas, legisladores y jueces coincidieron ayer en la importancia de avanzar en un freno a la creciente litigiosidad en el ámbito laboral como medida necesaria para favorecer la creación de empleo. "La Argentina necesita, para poder crecer y generar empleo, señales claras, previsibles y transparentes para todos los actores", sostuvo el ministro de Justicia, Germán Garavano, al participar de la II Jornada de Justicia Laboral, que se realizó en el hotel Alver y fue organizada por los empresarios Tomás Karagozian y Andrés Prieto. Del encuentro también participaron Gustavo Ferrari, ministro de Justicia bonaerense, y su par de Trabajo, Marcelo Villegas; los jueces de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Miguel Ángel Maza y Héctor Guisado; Teddy Karagozian, CEO de Tn&Platex; Daniel Funes De Rioja, presidente de Copal; y la titular de la Uart, Mara Bettiol. Además, asistieron el presidente de la UIA, Miguel Acevedo; el titular de la Fundación ProTejer, Jorge Sorabilla; el presidente del IPA, Daniel Rosato; y representantes del Grupo J6 (Jóvenes del Grupo de los Seis); entre otros.

"La litigiosidad laboral es otro de los virus que carcome nuestra competitividad", advirtió Tomás Karagozian, en tanto que Bettiol rechazó que el origen de los juicios esté relacionado con la siniestralidad al señalar que en la actualidad, los niveles locales son similares a países como España. "Es una paradoja tener los índices de siniestralidad a la baja contra una fuerte litigiosidad en ascenso", apuntó.