Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Confirman el procesamiento de Guillermo Moreno por el cotillón “anti-Clarín”

Fue una resolución de la Cámara Federal. Está acusado por el mal uso de fondos públicos. “El tenor de la operación”, dicen los jueces, hace “inviable” argumentar “algún objetivo legítimo”.

Confirman el procesamiento de Guillermo Moreno por el cotillón “anti-Clarín”

La Sala II de la Cámara Criminal y Correccional Federal confirmó hoy el procesamiento y embargo del exsecretario de Comercio Interior Guillermo Moreno por el delito de peculado, en una causa en la que está acusado por haber usado fondos públicos para financiar cotillón contra el diario Clarín que fue exhibido en distintos lugares, como el Congreso, el edificio del INDEC y en vuelos de comitivas oficiales.

La Sala integrada por los jueces Horacio Cattani y Martín Irurzun también confirmó el procesamiento y embargo de Carlos Alberto Martínez, Fabián Enrique Dragone y Guillermo Rubén Consentino.

El Tribunal tuvo por acreditado el uso de fondos estatales para solventar el cotillón “anti-Clarín” y que los imputados participaron de una maniobra delictiva que “fue previamente acordada por los integrantes con Moreno, quien originariamente dio su venia al desvío y después utilizó su producido, con un fin ajeno a los objetivos de índole público que debían -y formalmente decían- perseguirse”.

En su fallo, los camaristas sostuvieron: “Es notorio que la finalidad aquí asignada a esos fondos de origen estatal –plasmados en una campaña pública de desprestigio contra una empresa privada, ejecutada en diferentes espacios institucionales- nada tuvo que ver con los objetivos para los que legítimamente podían ser utilizados, pues por el tenor de la operación solventada con sumas del erario público y, en especial, los lugares específicos donde se exhibió, es inviable trazar el vínculo alegado por la defensas con algún objetivo legítimo del ente”.

“De ahí que los cargos por peculado cuenten con el grado de corroboración requerida” por el Código Penal, “quedando la situación de los justiciables en condiciones de avanzar en el enjuiciamiento seguido al respecto”, agregó.

Fuente: CIJ