Con un régimen "puente", la AFIP busca hacer menos costoso el paso del monotributo al régimen general

El organismo recaudador envió un proyecto de ley al Congreso con ese objetivo y para financiar las deudas que se generaron por la suspensión de la exclusión automática entre octubre de 2019 y este año.

En busca de impulsar a la recuperación de la producción y de reducir los mecanismos de subdeclaración impositiva, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) envió un proyecto de ley al Congreso de la Nación con el objetivo de hacer menos costoso el paso de los contribuyentes del régimen simplificado o monotributo al régimen general y de financiar las deudas que se generaron por la suspensión de la exclusión automática entre octubre de 2019 y este año.

El organismo tributario lo había dispuesto por los acontecimientos económicos que afrontaba el país y, en principio, era hasta febrero de 2020. Luego, por la pandemia se extendió durante el año pasado. En concreto, aquellos monotributistas que facturaban por encima de los topes previstos en Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes no fueron excluídos.

“Esto generó un problema serio , según definieron fuentes oficiales y, agregaron que cerca de 20.000 monotributistas se encontrarán con deudas devengadas enormes cuando se levante la suspensión del procedimiento de exclusión.

Como se considera urgente, el proyecto de ley que el Ejecutivo remitió al Congreso se tratará este mes en sesiones extraordinarias y tiene dos grandes componentes.

Por un lado, cuando se levante la suspensión, aquellas personas que sobresalgan de la mayor categoría, es decir, la H, por un aumento de hasta el 25% de su facturación, tendrán permitido volver a ser monotributistas: “El 25% no es caprichoso, abarca el 75% de las personas en esta situación , explicaron desde la AFIP.

Por otro lado, la propuesta de la AFIP busca crear un “puente para aliviar el paso de ser monotributista al esquema general para quienes superan este 25%, que incluye un beneficio para el pago del IVA para los contribuyentes cumplidores que "voluntariamente" pasan del monotributo a ser responsables inscriptos, antes que se los notifique la entidad. Podrán pagarlo en tres años con reducción del 50% en el primer año, de 30% en el segundo año y, de 10% en el tercer año de lo que deberían pagar.

"Es probable que con este nuevo esquema se pague menos, pero esto genera un efecto muy deseado para la AFIP que es la formalización. Obliga a que la persona que quiere acumular crédito fiscal para tener los beneficios deje de comprar informalmente y pida la factura. Buscamos un impacto en toda la cadena comercial mediante control por oposición", concluyó una fuente del organismo.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios