Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Con un PJ dividido antes de las internas, reapareció Duhalde

Con un PJ dividido antes de las internas, reapareció Duhalde

Comenzó la cuenta regresiva. El PJ nacional tendrá su Congreso el próximo miércoles en el estadio de Obras Sanitarias, como puntapie de la renovación partidaria. Con si fuera poco para la previa un justicialismo dividido entre halcones (camporistas) y palomas (dialoguistas) en su pretendida relación con la nueva Casa Rosada, ayer apareció Eduardo Duhalde.


El ex presidente, la eterna piedra en el zapato del PJ-K, presentó ayer un documento ante la Cámara Nacional Electoral para solicitar una "medida cautelar" que disponga ‘no innovar’ en el proceso de internas del PJ, hasta tanto la Justicia se pronuncie sobre la "validación" del congreso partidario (disidente) que lo consagró jefe del justicialismo en marzo de 2015.


Más allá de la nueva jugada del ex caudillo bonaerense, con la amenaza judicial de intervención del partido, las distintas facciones pejotistas se dirigen, por ahora, a una lista de unidad. Incluso los desertores del flamante Bloque Justicialista de Diputados, con Diego Bossio figura visible y el salteño Juan Manuel Urtubey en las sombras, resolvió asistir al Congreso, aún ante la posible amenaza de caldear el ambiente. No irán sólo a escuchar: pedirán que se "respete" el cronograma electoral, al tiempo que no descartan apoyar una lista de consenso o una "mesa colegiada".


Los "rebeldes" lo acordaron anteanoche, al reunirse en la sede del gremio Smata. Allí sorprendió la incorporación a este sector de José "Pepe" Scioli, hermano del ex presidenciable del FpV-PJ. Por ahora, Daniel Scioli, desde la oficina prestada por "Pepe" en la Fundación DAR, envía las mismas señales que durante la fallida campaña: equilibrista entre el peronismo tradicional y alineamiento con Cristina Fernández de Kirchner. El supuesto quiebre a la Ley Primera ("los hermanos sean unidos...") recuerda cuando "Pepe" se alistó a las listas de Francisco De Narváez.


Pero, a pesar de las intrigas, la cita de la semana que viene no pasaría más allá de un debate post-derrota, una versión ampliada de lo ocurrido en la última reunión partidaria. En rigor, los 900 congresales validarán el cronograma electoral ya aprobado por la mesa chica, que fija las internas para el 8 de mayo.