Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con subas de 42%, se consumen diez kilos menos de carne que un año atrás

Según el Instituto de la Promoción de Carne, el consumo marcó 53,8 kilos en septiembre, el volumen más bajo para ese mes desde 2002. Es una baja promedio de 10 kilos interanual

La demanda interna de carne vacuna sigue en retroceso

La demanda interna de carne vacuna sigue en retroceso

La suba del costo de vida y su impacto en el poder adquisitivo de los salarios cambiaron este año la forma en que compran los argentinos. Y uno de los productos más emblemáticos, la carne vacuna, vio retroceder la demanda del mercado interno, de la mano de subas de precios que llegan al 42% interanual.

Los últimos datos oficiales, relevados por el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA) dan cuenta que el consumo por habitante bajó en septiembre a 53,8 kilogramos. Se trata del volumen per cápita más bajo en los últimos 14 años para septiembre, solo igualado por el noveno mes de 2002. Y está diez kilogramos por debajo del consumo que el mismo ente había registrado para septiembre de 2015: 63,4 kilos por habitante/año.

"La demanda interna sigue muy retraida, aunque los precios al mostrador se mantuvieron casi sin cambios en los últimos dos meses", señaló a El Cronista el presidente de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra), Miguel Schiariti. Y apuntó a que la actual caída en el consumo local de carne bovina, históricamente muy por encima de los promedios de otros países, está relacionada con la merma del poder adquisitivo de los salarios.

Desde la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (Fifra), que lidera Daniel Urquía, coinciden con el diagnóstico. En su último reporte sobre la actividad frigorífica dan cuenta de que "a la hora de comercializar la carne la demanda tiene menos poder de compra" que el año pasado y que la suba de valores de la hacienda que se registró desde diciembre a esta parte, salvo el último mes en el que, según Fifra, se registró una baja en las cotizaciones del ganado en pie, está relacionada más por la baja oferta de hacienda que por "una mejora en la situación económica".

"Se debe diferenciar la coyuntura económica y sectorial de las perspectivas positivas de los productores y del impulso que significó el recambio electoral que se tradujo en inversiones en la cría vacuna", planteó Fifra.
Según el relevamiento de precios al mostrador del IPCVA realizado a mediados de octubre, los principales cortes de carne vacuna subieron 0,9% contra septiembre. En la comparación interanual, el alza llegó a 41,7%.

En ese sentido, desde Fifra, recalcaron que "La suba de precios de la carne vacuna fue inferior a la inflación computada en los últimos 11 meses, y a su vez menor que la suba registrada por la hacienda. Esto tiene que ver con las dificultades de la industria para colocar la carne y con la competencia por hacerse del poco ganado disponible".

Desde Ciccra, los datos a septiembre daban cuenta de que en el noveno mes de 2016 "la carne vacuna mostró un alza más moderada que las carnes porcina y aviar: 1,2% mensual contra 6,5% y 3,3%, en términos respectivos.
"No obstante, al comparar un año atrás, surge que la carne vacuna fue la que más subió de precio: 44,% interanual contra 39,8% de la carne aviar y 30,5% de la carne porcina.

Esa situación arrojó que en septiembre, el mercado interno absorbió "90,75% del total de carne producida en los nueve meses", 7,8% menos que en igual período de 2015, lo que "explicó la totalidad de la baja verificada en la producción total de carne, 149.000 toneladas de res con hueso" menos que el año pasado. Así, de enero a septiembre, el consumo por habitante/año quedó en 54,8 kilos, 8,7% inferior a igual lapso del año pasado, de acuerdo con los últimos datos de Cicrra disponibles. El promedio móvil de los últimos doce meses quedó en 55,7 kilos per cápita anuales, 6,8% menos interanual.