Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Con respaldo massista y del PJ, Vidal logró la sanción del Presupuesto 2018

Pese a la resistencia de una parte del kirchnerismo, el Senado bonaerense convirtió en ley la iniciativa que había sido votada un rato antes en Diputados

Con respaldo massista y del PJ, Vidal logró la sanción del Presupuesto 2018

En un trámite express, el Senado bonaerense sancionó la Ley de Presupuesto parala provincia, que contempla gastos para 2018 por $ 630.000 millones, y la reforma impositi va que prevé aumentos en los impuestos Inmobiliario Rural y Urbano y una reducción en el gravamen de ingresos brutos.

La sanción definitiva por parte del Senado tuvo lugar apenas una hora después de que la Cámara de Diputados provincial, también en un trámite breve que se extendió poco más de dos horas, aprobó la iniciativa.

Desde la semana pasada, luego de lograr el apoyo del massismo y de intendentes del PJ, al asegurarles el envío de fondos, se sabía que la gobernadora María Eugenia Vidal tendría la mal llamada “ley de leyes”. 

No sólo obtuvo los votos para esa norma, que prevé $ 630.000 millones de gastos con un endeudamiento $ 58 mil millones que puede llegar a $ 85 mil millones con créditos con organismos multilaterales; también logró el respaldo a la ley Impositiva, que establece un aumento del Inmobiliario Rural y bajas en el impuesto a los Ingresos Brutos; al Pacto Fiscal con los municipios y a la baja del presupuesto legislativo.

Pasadas las 17.30 comenzó a ser tratado en el recinto de la Cámara baja. Pasadas las 20 culminó con cuatro votos en contra del bloque de 13 legisladores del FpV-PJ, 10 (de 16) del FpV, lo que evidenció aún más la dispersión kirchnerista, y uno del FIT.

De nada sirvió la presión del presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, que fue a la Legislatura frente a otros intendentes que respaldan a la mandataria, y de Unidad Ciudadana, de postergar el debate a la espera de la letra final del acuerdo con Nación por el Fondo del Conurbano.

“Este presupuesto se sustenta en tres pilares que sólo una buena y sana administración permite que convivan: una baja de impuestos, un aumento del gasto en obra y el gasto social; y a su vez, sigue reduciendo el déficit”, afirmó el diputado de Cambiemos, Marcelo Daletto.

Por su parte, el diputado massista Jorge Sarghini afirmó: “Hemos decidido acompañar este proyecto, inclusive el tema tan sensible de la deuda, porque han aceptado incorporar dos cambios trascendentes”. 

Y deslizó una crítica, al achacar que la provincia tomara deuda por fuera del presupuesto de manera inconstitucional sin haber conseguido en la ley en cuestión los dos tercios que llevaron a la gestión del Ejecutivo al excederse en $ 8000 millones durante el año pasado. 

El Frente Renovador, que respaldó el texto en general pero no en particular, había adelantado por otra parte que rechazarían el incremento en el impuesto inmobiliario urbano que, en determinados casos, llegará con aumentos de hasta el 75%. El sector rural ya está evaluando medidas de fuerza.

A su turno, el presidente del bloque del FpV-PJ, Walter Abarca, adelantó que su oratoria no iba a representar a toda su bancada, evidenciando la grieta interna dentro de un peronismo ya de por sí dividido en dos en el recinto. 

“Me hubiese gustado sentarme en esta banca a decir que producto del diálogo y el consenso lo íbamos a acompañar, pero hoy no sabemos cuál es el cálculo de recursos que va a tener esta provincia”, reprochó el diputado.