Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Con menos personas que buscan empleo, la desocupación bajó a 7,6%

El desempleo fue 7,6% en el último trimestre del año. Si bien bajó frente al 8,5% de entre julio y septiembre, también cayó el porcentaje de personas que buscan trabajo. La tasa de actividad fue la más baja en 13 años.

El 7,6% implica que 937.000 personas que buscaron empleo no lo consiguieron

El 7,6% implica que 937.000 personas que buscaron empleo no lo consiguieron

De la mano de la segunda tasa de actividad más baja de los últimos 13 años para el cuarto trimestre, el desempleo disminuyó a 7,6% hacia fines del año pasado cuando se lo mira respecto al 8,5% alcanzado entre julio y septiembre, según datos del Indec difundidos ayer. Si bien estadísticamente no debería realizarse esta comparación (entre distintos trimestres), no se cuenta con la información de fines de 2015 ya que se había suspendido la publicación de este indicador.

En el tercer trimestre, el desempleo había afectado a un 8,5% de la población, y, en el segundo, a 9,3%. Aunque no se deba realizar la comparación contra estos períodos, el propio organismo de estadísticas detalla que "los resultados del cuarto trimestre de 2016 no presentan diferencias estadísticamente significativas en el empleo con relación al trimestre anterior", aunque advierte que "disminuye la actividad y la desocupación por refugio en la inactividad".

La disminución en la tasa de actividad marca que un porcentaje de la población directamente optó por dejar de buscar trabajo. Esto se conoce como "efecto del trabajador desanimado", que es simplemente que por el pesimismo respecto a la posibilidad de encontrar empleo, se frena la búsqueda.

En concreto, la tasa de actividad, luego de haber estado en 46% en el segundo y tercer trimestre, en el último del año pasado, descendió a 45,3%. Este porcentaje es el segundo más bajo de toda la serie (desde 2003) para los cuartos trimestres de cada año. Fue en 2014, cuando los datos estaban sospechados de manipulación, que se tocó el 45,2% (se cree que el bajo desempleo durante ese período fue, precisamente, porque se forzaba a la disminución de la tasa de actividad).

Desde que asumió Jorge Todesca al mando del Indec y se declaró la emergencia estadística, se resalta que los datos de entre 2007 y 2015 debían tomarse con "reserva".

"Poder aplicar la estacionalidad a los datos de desempleo implica un método más refinado", sostuvo Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma. Y agregó que si bien es cierto que en los últimos años se dio que la tasa de actividad en el cuarto trimestre era más baja que en la del tercero, en el último informe del Indec se dio también que cayó la tasa de empleo: mientras que en el tercer trimestre había sido de 42,1%, a fines de año disminuyó a 41,9%. Aún así, resaltó que la actividad cayó fuerte en el último trimestre de 2016. "No parece ser una cosa que se explique solo con estacionalidad", señaló. A modo de ejercicio, estimó que si se hubiese mantenido en 46% la tasa de actividad, el desempleo habría llegado a 8,9% a fines del año pasado.

La desocupación oficial de 7,6% implica que, para diciembre, 937.000 personas (de los 31 aglomerados urbanos que releva el Indec) que buscaban activamente trabajo no lo consiguieron. Es decir que si se ampliara al total país el número sería mayor, en torno a 1,5 millones de personas.

A esto se suman los subocupados, que el porcentaje subió de 10,2% a 10,3%, y suman 1,3 millones de personas (según el informe del Indec) que también tienen problemas de empleo.

Además, están los "ocupados demandantes de empleo", que si bien tienen trabajo, buscan otro. El porcentaje de personas en este grupo creció de 14,2% a 14,6%.

De los 31 aglomerados urbanos que releva el Indec, la ciudad con mayor desocupación es Mar del Plata, con 10,6% (de hecho es la única que aún tiene dos dígitos de desempleo).

Le siguen los "partidos del Gran Buenos Aires", con un desempleo de 9,4%; Bahía Blanca-Cerri, con 9,2%; y Río Cuarto, con 9,1%.

En el otro extremo, los lugares con menor desocupación en el cuarto trimestre del año pasado fueron Viedma-Carmen de Patagones con 0,8%; Santiago del Estero-La Banda, 1,8%; el Gran Resistencia, 2,5%; y Posadas, con 2,7%.

"En 22 de los 31 aglomerados se mantiene la actividad, el empleo y la desocupación sin cambios estadísticamente significativos", detalló el Indec en el informe.

Más notas de tu interés

Comentarios4
Hernando Harb
Hernando Harb 17/03/2017 05:57:43

Revisen estadísticas.

Horacio Esteves Montoli
Horacio Esteves Montoli 17/03/2017 03:53:10

Les resulta mas cómodo pedir laburos del estado, a eso lo acostumbro el peronismo.

Juan Carlos DElía
Juan Carlos DElía 17/03/2017 12:03:02

Si se cansaron con solo buscar buscar trabajo mejor que no lo busquen

Luis Lopez Otero
Luis Lopez Otero 17/03/2017 02:26:51

Qué suerte la tuya señor DElía (y qué apellido) que nunca te faltó trabajo ni pan en la mesa y podés opinar con liviandad y desde la comodidad de tu sillón sobre los pesares de otra gente.