Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Con los plazos cumplidos, la Justicia aún no reveló el contrato de YPF con Chevron

La jueza no entregó el acuerdo por Vaca Muerta a Giustiniani. Le pidió en cambio que responda a YPF un planteo para no revelar algunos puntos del contrato

Los abogados de Rubén Giustiniani se sorprendieron ayer cuando a primera hora de la mañana se presentaron en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nº 7. Esperaban recibir una copia del polémico contrato que YPF firmó hace tres años con la estadounidense Chevron por la explotación conjunta de Loma Campana, un área del megayacimiento neuquino Vaca Muerta. En cambio obtuvieron un escrito de la jueza de la causa, Cristina Carrión de Lorenzo, solicitando al legislador santafecino una repuesta al pedido adicional que la estatizada petrolera realizó la semana pasada cuando, dando cumplimiento a la orden de la Corte Suprema de revelar el acuerdo, depositó el documento de unas 5.000 páginas en el juzgado.
Además del duplicado, en sobre cerrado, YPF adjuntó un extenso escrito para que la magistrada "adopte las medidas necesarias" para preservar la reserva de algunos puntos y seguir manteniéndolos dentro del marco confidencial. A su vez, según pudo saber El Cronista, solicitó una audiencia con Giustiniani. Carrión de Lorenzo se tomó 3 días (72 horas desde la presentación del contrato el martes pasado) para producir despacho y otorgar el escrito al diputado socialista, quien en noviembre de 2015 obtuvo sentencia favorable del máximo tribunal que hizo lugar a la acción que inició contra la petrolera hace más de dos años para que revelara los detalles y cláusulas secretas del acuerdo, basándose en el derecho a la información pública.
En diálogo con este diario, Giustiniani, molesto, consideró que "hay una clara intención dilatoria y mala fe de YPF, que no quiere cumplir el fallo de la Corte y que quiere embarrar la cancha". "Eso es lo que los abogados contestarán mañana (por hoy) a la jueza que nos corrió el traslado del escrito presentando por la petrolera y que ahora nos dio cinco días para conocer nuestro punto de vista sobre lo expresado por YPF en una nota de 47 páginas, que trata casi en su totalidad de fotocopias que hablan sobre avances en los últimos años de la empresa y presentaciones a la CNV, entre otras cosas, pero donde además ya reconocen que no cumplieron con el fallo porque dicen que testearon las partes que consideran confidenciales", explicó sin ocultar indignación. Para el diputado, "el juicio terminó, estamos en la ejecución de una sentencia contundente y tienen que cumplir con el fallo". En la empresa que conduce Miguel Galuccio temen que la publicación del contrato completo atente contra futuros negocios e inversiones, no sólo de la petrolera, sino de la industria en general. Y esto es porque hay mucha información que consideran no tiene implicancia pública y que está referida a cuestiones geológicas, comerciales y financieras, que, según la compañía, "son de valor estratégico para ambas empresas". La compañía emitió ayer un comunicado en el que expresa que "la actividad de YPF como sociedad comercial requiere, para su desarrollo normal, que se le garanticen condiciones operativas similares a las de sus competidores. Cualquier asimetría en el manejo de la información comercial o industrial supondrá una desventaja competitiva para la empresa, dado que implicará una merma en su poder de negociación frente a terceros y constituirá un factor que desalentará a terceras empresas a asociarse con YPF bajo términos confidenciales". "Por estas razones, la compañía expresa su firme voluntad de cumplir con lo dispuesto por el decreto de acceso a la información pública sin perjuicio de recurrir a las protecciones previstas en la propia norma en materia de cuestiones industriales, comerciales, financieras y técnicas", alega el comunicado.
Del lado de la demanda crecen las suspicacias: Carrión de Lo renzo es la jueza de primera instancia, quien falló a favor de YPF en su momento (luego ratificado en segunda instancia por la Cámara).