Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con la presión del paro, Vidal retoma hoy la negociación con los docentes

La gobernadora busca un acuerdo para asegurar el normal inicio de las clases el próximo lunes. No hay avances en las paritarias en el resto de las provincias

Mientras aguarda un acuerdo con los docentes, Vidal inauguró ayer obras en Mar del Plata

Mientras aguarda un acuerdo con los docentes, Vidal inauguró ayer obras en Mar del Plata

Después de los fuertes cruces que intercambiaron de uno y otro lado durante el fin de semana y que tensaron el escenario de negociación, el gobierno de María Eugenia Vidal decidió privilegiar ayer la senda del diálogo con los gremios docentes bonarenses, a los que convocó para hoy –en medio del feriado– a un nuevo encuentro paritario en el objetivo de intentar un entendimiento que evite el paro dispuesto para el 6 y 7 de marzo y garantice el comienzo de las clases el próximo lunes. Desde los sindicatos que representan a los maestros bonaerenses confirmaron ayer que participarán de la nueva reunión, que tendrá lugar desde las 17:00, pero se mostraron poco optimistas respecto a la posibilidad de acercar posiciones. "Por lo que sabemos van a ofrecer algunos retoques pero sin moverse en lo sustancial de la propuesta de 18% que ya rechazamos. Eso no sirve para un acuerdo", advirtieron desde uno de los principales gremios provinciales. E insistieron en ratificar la huelga dispuesta para el lunes y martes próximo ante la falta de respuesta del Gobierno nacional a su reclamo para que se convoque a la paritaria federal del sector.

Funcionarios de la administración de Vidal, a su vez, evitaron anticipar detalles respecto a la propuesta que llevarán esta tarde a la mesa de negociación con los maestros y reiteraron su voluntad de agotar todas las instancias posibles para garantizar el normal inicio del ciclo lectivo. Más allá de las acusaciones sobre supuestas motivaciones políticas que cruzaron de uno y otro lado tras el fracaso de la reunión del jueves pasado, la discusión paritaria provincial está estancada ante la importante brecha entre la oferta salarial de Vidal, de una suba de 18% en cuatro tramos ajustables por inflación, y el pedido docente de un aumento de 35%. En ese punto, la diferencia mayor se vincula al pedido gremial de una compensación de 10% por el deterioro salarial producto de la inflación de 2016.

Al respecto, fuentes de la administración bonaerense admitieron que se evalúa la posibilidad de reconocer alguna compensación por el año pasado (deslizan la alternativa de una mejora del 2%), aunque con la garantía de la suspensión de las medidas de fuerza dispuestas por los gremios.

Mientras la atención se concentra en el territorio de Vidal, desde el Ejecutivo nacional insistieron ayer en que no darán marcha atrás con la decisión de suspender la paritaria federal pese a los reclamos sindicales, y remarcaron que el paro del 6 y 7 de marzo tiene "un tinte electoralista". "Quieren nacionalizar el conflicto cuando la Nación no tiene docentes a cargo", indicaron voceros gubernamentales.

Con ese conflicto de fondo, el panorama en las provincias sigue complicado. En 14 distritos no se oficializaron aún propuestas salariales de parte de las autoridades, mientras en otros 7 distritos las ofertas fueron rechazadas por los gremios. El gobierno de Mendoza fijó una suba del 17% por decreto ante el fracaso del diálogo con los maestros, en tanto que en Misiones solo un sindicato firmó un acuerdo de aumento de 18% sin ajuste por inflación.