Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Con electrodomésticos a la cabeza, las ventas minoristas cayeron 10% en junio

Las ventas de los comercios minoristas medidas en cantidades bajaron en junio 9,8% en relación a igual mes de 2015. Según advirtió ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) fue el mayor descenso del año, lo que "agudiza los problemas de liquidez y rentabilidad" del sector.
De acuerdo a un sondeo realizado por la entidad, las ventas minoristas acumularon en el primer semestre una retracción de 6,4% interanual. La Confederación señaló que "es el sexto mes consecutivo en que las ventas se retraen, agravando la situación de las empresas del sector, que con poco margen de liquidez, deben afrontar las fuertes subas en los costos de la actividad". El relevamiento arrojó que, con la excepción del rubro "farmacias", todos los sectores que componen la canasta de consumo se contrajeron en la comparación anual, y la mayoría con descensos muy pronunciados.
El informe indicó que las caídas anuales más significativas en junio se registraron en: "electrodomésticos y artículos electrónicos" (-19,2%), "bijouterie" (-14,7%), "materiales para la construcción" (-13,6%) y "ferreterías" (-13,2%). En el caso del rubro "farmacias", atribuyó la suba de 1,9% interanual al hecho de que este sector "está en la incorporación de nuevos productos para sostener la venta por parte de los comercios, y porque comparado con el año pasado parece haber más problemas de salud masivos como Gripes A o faringitis, entre otras dolencias".
Según el análisis, el consumidor volvió en junio "a controlar con meticulosidad su presupuesto, evitando compras innecesarias y tratando de encontrar los mejores precios y las ofertas más convenientes del mercado". "La situación es grave porque no se trata de una retracción por expectativas desfavorables, sino por la pérdida concreta de ingresos en muchas familias que las obliga a recortar su canasta de consumo", afirmó la CAME. El informe explicó que la demanda "levantó un poco" con el festejo del Día del Padre aunque la fecha este año "estuvo modesta".