Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con demora, se firman hoy los cambios en el convenio colectivo para Vaca Muerta

A tres semanas del anuncio, se rubricará el acuerdo que lograron las empresas, los sindicatos y el gobierno nacional y el de Neuquén, después de un conflicto con YPF

Con demora, se firman hoy los cambios en el convenio colectivo para Vaca Muerta

Luego de seis meses de negociaciones, el anuncio del presidente, Mauricio Macri, en Casa Rosada, los 1700 despidos de YPF, la conciliación obligatoria y la posterior solución, finalmente llegó el día en que se plasmarán en un papel los compromisos estatales, empresarios y sindicales para la explotación de los yacimientos no convencionales de petróleo y gas en Vaca Muerta.

La firma de la adición o adenda que se le hará al Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) de los petroleros que extraigan recursos no convencionales se concretará tres semanas después de que lo celebrara Macri, con elogios a la voluntad gremial. Los críticos tildan al acuerdo de "flexibilización", término que rechaza, particularmente, el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra. Lo cierto es que el Gobierno pretende que el cambio sea testigo para otras actividades que necesitan reformularse para ser competitivas. Es el caso, por ejemplo, del sector automotriz, que negocia modificaciones desde la semana pasada junto al Ministerio de Producción.

Las petroleras calculan que, con los cambios al CCT, podrán reducir el costo laboral entre un 30% y un 40%. Como se viene informando en las últimas semanas, se suprimirán las horas taxi (que reconocían como inicio de la jornada laboral el momento en que los operarios salían de su domicilio y terminaba cuando regresaban), se reducirá la cantidad de trabajadores por pozo y se establecerá la continuidad de la labor con viento en superficie y una extensión de 30 a 60 kilómetros por hora en altura.

El martes 10, el jefe de Estado había anunciado que las empresas se comprometieron a invertir u$s 5000 millones este año en Vaca Muerta, pero los sindicatos no estaban seguros y solicitaron una confirmación de ese monto. La suscripción del acuerdo, que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, quería que se rubricara el pasado 13 de diciembre (Día del Petróleo), se demoró por una conciliación obligatoria vinculada con el despido de 1700 empleados de YPF, por el cierre de 33 pozos en Neuquén. Ese freno se destrabó el martes 24, cuando Pereyra regresó de sus vacaciones y mantuvo una tensa reunión con la compañía, que evitó el papelón.

Las partes arreglaron dejar sin efecto 900 despidos e iniciar un programa de retiros voluntarios, por el que cobrarán la totalidad de las indemnizaciones y subsidios mensuales de entre $ 13.000 y $ 20.000 por seis meses (con opción a seis meses más).

Para llegar al entendimiento, además de la adición al CCT petrolero, se necesitó extender el Plan Gas (programa que apuntala la producción) hasta 2021 y el compromiso de la provincia de Neuquén, gobernada por Omar Gutiérrez, de mejorar su infraestructura para bajar costos logísticos. El Plan Gas reconocerá a las empresas un precio de hasta u$s 7,50 por millón de BTU, con un camino descendente a u$s 6 cuando finalice el programa.

Los distintos especialistas del sector consideran que para aprovechar en su totalidad los yacimientos de Vaca Muerta se necesitan inversiones por u$s 10.000 millones anuales durante 30 años y asocian los pozos a los de Eagle Ford, en Estados Unidos. Allí, donde el shale produjo una verdadera revolución -que es lo que pretende Macri localmente-, los costos de perforación rondan los u$s 7 millones por pozo. Es a ese monto al que se buscan acercar las partes para hacer rentable Vaca Muerta, que tenía costos de u$s 14 millones por pozo hace dos años y logró bajarlos hasta u$s 10 millones.

Pereyra, Aranguren, el ministro de Trabajo Jorge Triaca, el representante de los petroleros jerárquicos, Manuel Arévalo y las empresas participarán de la firma.