Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con ayuda de Massa y Rodríguez Saá, Macri avanza con la ratificación de los DNU

Entre los temas en discusión, están los cambios en los organismos que regulan a los medios y comunicaciones, transferencias de escuchas e impuestos

Con ayuda de Massa y Rodríguez Saá, Macri avanza con la ratificación de los DNU

Con ayuda del Frente Renovador de Sergio Massa y del Peronismo Federal de Adolfo Rodríguez Saá, Cambiemos consiguió ayer avanzar en el Congreso con la primera tanda de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) firmados desde su asunción por el presidente Mauricio Macri. Fue en la comisión bicameral que revisa esos instrumentos y en la que el oficialismo, sumando a massistas y puntanos, está empatado en ocho firmas con la oposición del PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV).


Ese equilibrio había impedido hasta ayer que la comisión eligiera autoridades, aunque tras arduas negociaciones finalmente fue acordado que un oficialista la presidirá durante el primer año y un opositor, el segundo. Al frente del cuerpo quedó el radical Luis Naidenoff, quien tuvo la llave del desempate, ya que en situaciones de paridad el dictamen que lleva su firma es el que prevalece. El 10 de diciembre asumirá en su lugar el camporista Marcos Cleri.


Ese acuerdo no erradicó, sin embargo, las constantes rispideces entre macristas y peronistas, recurrentes durante las más de tres horas que duró la reunión. La discusión que atravesó todo el intercambio giró en torno de la existencia o no de necesidad y urgencia para dictar los decretos. Alrededor de ese debate hubo además cruces específicos. El primero fue por el DNU 13/15, con el que Macri modificó la Ley de Ministerios y pasó a la AFSCA y la AFTIC a la cartera de Comunicaciones, aunque eran organismos autárquicos contemplados en la Ley de Medios y la de Argentina Digital. Eso disparó el debate sobre si un DNU equipara o no a una ley. "Un DNU es exactamente igual a una ley, por lo tanto es lícito que derogue o modifique una ley", definió el macrista Pablo Tonelli, provocando la reacción airada de los senadores y diputados del PJ-FpV y también la respuesta del massista Raúl Pérez. "Un DNU no es igual a una ley. El decreto tiene serias deficiencias y se mete en cuestiones que no hacen al fondo, pero el Frente Renovador ya ha dicho que vamos a darles las herramientas para gobernar estos meses", detalló. Su firma acompañó todos los dictámenes de Cambiemos.


La segunda discusión álgida llegó por el decreto 211/15, que dispuso el canje de una letra del Tesoro emitida en 2006 "por otro instrumento que implique un mejoramiento de condiciones". La senadora peronista Graciela De la Rosa advirtió que con el cambio el país pasó de pagar un interés del 0,83% a pagar uno del 7,87%. La defensa fue del senador del PRO Federico Pinedo: "En lugar de deberle u$s 10 mil millones al Banco Central, le damos un título con valores de mercado‘, explicó.


También fueron muy discutidos los DNU 256/15 (que transfirió las escuchas judiciales de la Procuración a la Corte Suprema); el 257/15 (que suspendió la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal) y el de legado 276/15 (que prorrogó la exención impositiva al biodiésel puro). Todos obtuvieron dictamen favorable y ahora el macrismo deberá conseguir sostenerlos en al menos una de las dos Cámaras para que no caigan.