Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Con apoyo K, Hebe de Bonafini resistió el pedido de detención del juez

Como había anticipado, la titular de Madres de Plaza de Mayo no fue a Comodoro Py. Se montó un fuerte operativo policial para llevarla por la fuerza pero una masiva marcha lo evitó

Hebe de Bonafini evadió a la policía y en camioneta fue a la ronda de los jueves donde hubo una marcha de apoyo

Hebe de Bonafini evadió a la policía y en camioneta fue a la ronda de los jueves donde hubo una marcha de apoyo

Después de no concurrir a Comodoro Py a declarar en el marco de la causa Sueños Compartidos, la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini quedó expuesta a un pedido de detención que dictó el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien en diálogo con El Cronista la consideró "prófuga" de la Justicia. Rodeada por una multitud, entre militancia y dirigentes del Frente para la Victoria, Hebe habló en un acto en la Plaza y vinculó la decisión de Martínez de Giorgi a una estrategia del Gobierno nacional para perjudicar al kirchnerismo.

Bonafini, de 87 años, estaba citada para ayer a las 10 de la mañana para prestar declaración indagatoria en el expediente Sueños Compartidos, que busca saber si se desviaron $ 206 millones desde la Fundación Madres de Plaza de Mayo, que debían destinarse a la construcción de viviendas. Hebe justificó su ausencia en una carta que presentó ante el juez y en la que detalló que hace casi 40 años padece las agresiones de la "mal llamada Justicia". Bonafini relató cómo desde 1977 y 1978, cuando sus dos hijos y su nuera fueron desaparecidos para siempre durante la dictadura militar, inició su "calvario" en una "constante peregrinación por los juzgados".

Después de las 13.30, cuando se cumplió el plazo formal para que Bonafini fuera a declarar, Martínez de Giorgi ordenó la captura de la titular de Madres. Con una orden de allanamiento la Policía Federal fue a la Fundación, pero en simultáneo Hebe salió del lugar en una camioneta y rodeada de un gran número de manifestantes, entre los que sobresalieron el diputado nacional del FPV Andrés Larroque, el ex vicepresidente Amado Boudou y el ex titular de Legal y Técnica Carlos Zannini.

Por la tarde, Bonafini encabezó un acto en el que fustigó a la gestión de Mauricio Macri. "Macri, pará la mano, ya hicieron demasiado en siete meses", dijo y apuntó que "las Madres vamos a seguir en esta posición inclaudicable para que no sigan avanzando sobre nosotros".

Luego de que Martínez de Giorgi decidiera una segunda orden de captura de Bonafini, la Policía Federal consideró que no era oportuno intentar detener a la dirigente en la Plaza de Mayo porque podría desatar situaciones de violencia física, por lo que decidieron postergar la detención "hasta encontrar el momento oportuno", aunque no descartaron que pueda quedar detenida "por entorpecer la investigación" de la causa.
En charla con este diario, Martínez de Giorgi explicó que declaró en "rebeldía" a Bonafini.

En ambas solicitudes de captura, el magistrado pidió que el procedimiento fuera llevado a cabo por mujeres enroladas en la Policía Federal y que fuera acompañado por una ambulancia y por uno de los equipos que filman los operativos. "Está prófuga", alegó De Giorgi, quien añadió que "una vez que sea detenida va a tener que presentarse a declarar", aunque admitió que la detención no necesariamente debía ser inmediata.

La titular de las Madres de Plaza de Mayo está acusada de haber recibido, con la asociación, financiamiento del Ministerio de Trabajo entre 2008 y 2011 que, según la investigación, no habría sido trasladada a los trabajadores que prestaron sus servicios en el programa de construcción de viviendas Misión Sueños Compartidos. Uno de los apoderados de la Fundación fue Sergio Schoklender, quien estuvo detenido y sigue siendo investigado en la causa. Ayer, Schoklender dijo que "si Hebe no tiene nada que ocultar, que vaya y lo demuestre" y agregó que "Bonafini tiene la fantasía de transformarse en una perseguida política del gobierno macrista".