Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con amenaza de paro, la UOM pugna por cerrar su paritaria con aumento salarial de 35%

El gremio y las cámaras se reunieron ayer y volverán a verse el viernes. Caló presiona por anunciar un acuerdo en el congreso metalúrgico de la próxima semana

Con amenaza de paro, la UOM pugna por cerrar su paritaria con aumento salarial de 35%

Con la apuesta de evitar un escenario de conflicto, la industria metalúrgica aceleró ayer las negociaciones para definir el aumento salarial de la actividad, que podría convertirse en la primera referencia paritaria de un acuerdo para todo el año con un parámetro de recomposición que se ubicará entre el 33% y 35%. Esa proyección salarial sobrevoló las discusiones informales que mantuvieron ayer representantes de la conducción de la UOM, que lidera Antonio Caló, y de las seis cámaras empresarias del sector, negociación que las partes retomarán el próximo viernes previo al congreso nacional que el gremio realizará desde el lunes en Mar del Plata y en el que amenaza disponer medidas de fuerza si no logra resolver la paritaria.

Si bien oficialmente se mantiene una brecha significativa entre el reclamo sindical y la última oferta empresaria (un aumento del 42% contra una propuesta de mejora del 25% más un suplemento no remunerativo), desde ambos sectores admitieron que la discusión real "está por encima de 30%". Cerca de Caló indicaron que el objetivo es que el incremento termine redondeando un 35%, lo que supone elevar el actual piso salarial del sector de $ 8000 a $ 10800. "Se está pidiendo una suba inicial de 20% a partir de los sueldos de abril y después completar en dos tramos más para llegar al 35%", explicó un dirigente metalúrgico consultado por este diario.

Desde el frente empresario (que agrupa a las cámaras de Adimra, Afac, Afarte, Camima, Fedehogar y Caiama), deslizaron la posibilidad de mejorar su ofrecimiento hasta 32% o 33%, aunque aguardarán previamente un gesto del Ministerio de Trabajo que por ahora se mantiene ajeno a la negociación. "Se va a intentar mejorar algo siempre que el aumento no termine condicionando la situación de la actividad, que ya está bastante golpeada", planteó un empresario, que se mostró optimista con la posibilidad de alcanzar un acuerdo sin conflictos. "A nadie le convienen paros y protestas cuando hay problemas de empleo", advirtió en alusión a la amenaza gremial de poner en marcha un plan de lucha en las próximas semanas.

Como la industria metalúrgica, otras tres actividades apuestan a definir sus respectivas paritarias antes de fin de mes. Una de ellas es el sector bancario que enfrentará este jueves un paro nacional dispuesto por el gremio en reclamo de un incremento salarial en torno al 35%. El titular de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo, ratificó ayer a este diario la medida de fuerza ante la falta de propuestas de las entidades financieras frente al pedido salarial.

También la Federación gremial aceitera, que solicitó un incremento del 42,5%, avanzará entre hoy y mañana con las negociaciones con representantes de las cámaras agroexportadoras en el objetivo de definir la recomposición salarial antes de fin de abril.