Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con Cristina a la cabeza, el kirchnerismo se prepara para un abril clave en la Justicia

Cristina deberá ir a declarar el 13, el ex ministro el 12 y el ex jefe del BCRA el 7, todos por la causa de dólar futuro. Al empresario "K" lo interrogarán por lavado de dinero

En el lapso de tres semanas, durante abril, la Justicia interrogará a una larga fila de funcionarios kirchneristas que encabezará nada menos que la ex presidenta Cristina Fernández y que también incluirá al ex ministro de Economía nacional Axel Kicillof y al ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli, aunque también afectará a empresarios cercanos al Gobierno anterior, como el santacruceño Lázaro Báez.
El miércoles 13, la ex presidenta se presentará en el juzgado de Claudio Bonadio a declarar sobre su rol en las operaciones de dólar futuro realizadas por el Banco Central a finales del año pasado, en el final de la gestión kirchnerista. Un día antes, el 12, quien deberá estar frente a frente con Bonadio es Kicillof, en tanto que el 7 de abril será Vanoli el indagado por el juez.
Entre agosto y noviembre del año pasado, el BCRA vendió a $10,60 y $10,80 por unidad contratos de dólar futuro a los plazos que pedía el sector privado, entre febrero y junio-julio de este año, a través del Mercado a Futuro de Rosario y del Mercado Abierto Electrónico, a pesar de que en el momento de la transacción, tanto en los mercados de Nueva York, como en el de capitales locales, a través de la operatoria conocida como "contado con liqui" la divisa cotizaba entre $ 14 y $ 15.
A finales de octubre del año pasado, los legisladores de Cambiemos Federico Pinedo y Mario Negri radicaron la denuncia contra Vanoli. En ese momento, el entonces diputado y actual ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay consideró que "están dejando ex profeso sin reservas al Banco Central regalando los dólares que no tienen para complicarle la vida al nuevo gobierno". Prat Gay fue citado como testigo por Bonadio para que detalle como era el procedimiento, al igual que sucedió con diferentes dirigentes de los mercados en los que desarrolla la operatoria.
A partir de ahí, Bonadio instruyó la realización de una serie de indagatorias que, además de Vanoli y otros funcionarios del BCRA; abarcó a Kicillof y Cristina. El ex ministro puso en duda su presencia ese día y consideró que "a nosotros estando en el gobierno nos correspondía llevar adelante nuestra política económica, y eso de ninguna manera configura un delito, eso no tiene ni pies ni cabeza".
El 26 de abril será otra fecha esperada en los tribunales de Comodoro Py, ya que ese día se presentará Lázaro Báez ante el juez Sebastián Casanello en el marco de la causa que investiga si fue partícipe en la maniobra de lavado de dinero de más de 50 millones de dólares a través de la financiera SGI, conocida como La Rosadita.
La indagatoria de Báez se oficializó pocos días después de que se difundieran imágenes de las cámaras de seguridad de SGI que mostraban a Martín Báez, el mayor de los hijos de Lázaro, contando pilas de dólares y euros en la financiera junto con el contador de su padre, Daniel Pérez Gadín; el hijo de éste, Sebastián Pérez Gadín, y Fabián Rossi. Ellos serán indagados también, del 18 al 26 de abril.
El raid de declaraciones de funcionarios kirchneristas en abril podría extenderse en los próximos meses si avanzan diferentes investigaciones que los comprometen. Por ejemplo, se esperan medidas en el caso Hotesur, en el que se investiga a Cristina Fernández y a su hijo Máximo Kirchner, al tiempo que se aguardan decisiones importantes en expedientes que involucran al ex ministro de Planificación Julio De Vido, como el que investiga el pago de sobreprecios en la compra de Gas Natural Licuado.