Cómo se prepara Lavagna para el segundo round del debate

El ex ministro no quedó conforme con su performance en Santa Fe y en el próximo, buscará adaptarse al formato mostrándose más asertivo en sus propuestas. 

El candidato presidencial de Consenso Federal Roberto Lavagna tuvo una deslucida actuación en el debate presidencial del domingo pasado. El propio ex ministro admitió un día después que no se sintió a gusto con el formato y se prepara ahora para el segundo round con un claro objetivo como norte: transmitir su proyecto de país y su probada capacidad para conducir un proceso de crisis, dos ideas que le costó condensar en el cruce de Santa Fe.

"No me sentí particularmente cómodo, porque me cuesta aceptar esta pelea permanente entre los dos extremos de la grieta, sin que asuman ninguno de los problemas que existen. Sentí que estaba metido en un juego que no conducía a lo que uno puede esperar, que es un cambio en Argentina", reflexionó Lavagna, el tercer candidato más votado en las elecciones PASO, en declaraciones a un canal de cable.

La verdad es que a Lavagna esa incomodidad se le notó. Su solvencia intelectual quedó opacada por un estilo cansino al hablar que le restó elocuencia a la hora de expresar sus ideas en el tiempo que tenía asignado para cada exposición.

Al ex ministro se lo vio excesivamente moderado, con poca capacidad para sorprender, aun cuando se esperaba de él que en el segmento de la economía hiciera la diferencia y pudiera sacar alguna ventaja frente al resto de sus contrincantes.

Salvo algún acierto aislado, como cuando mencionó al “hambre como el primer derecho humano que es violado en la Argentina, tuvo dificultades para formular sus propuestas, no administró con precisión los tiempos de sus intervenciones y tampoco pudo mostrarse como el piloto de tormentas que hace 15 años logró sacar a la Argentina de sus crisis.

Según supo El Cronista, Lavagna buscará el próximo domingo ser más "directo" a la hora de transmitir sus ideas y dejará en claro al menos una cosa: que es de algún modo “el ganador intelectual de la campaña, puesto que buena parte de las propuestas que levantan hoy como propias tanto Macri como Alberto Fernández son de su autoría.

A saber: "poner plata en el bolsillo de los argentinos" para motorizar el consumo, la propuesta de un pacto económico y social para empezar a surfear la crisis, asi como la creación de un Consejo Económico y Social que planifique políticas de largo plazo, todas ideas que sus rivales comenzaron a repetir luego de que el exministro las presentara en sociedad.

Lavagna también fue el primero en advertir de la necesidad de empezar a renegociar el acuerdo con el Fondo desde ahora, cuando Mauricio Macri se negaba todavía admitir, al menos en público, la imposibilidad argentina de hacer frente a los vencimientos acordados con el organismo.

"Muchas de las frases e ideas propuestas por Lavagna, luego fueron copiadas por Mauricio y Fernández. Tenemos para hacer un diferencial ahí. Dejar el mensaje anti grieta de que Macri ya perdió y no tiene manera de remontar nada y que Alberto Fernández representa el fracaso de Cristina estará entre los objetivos del segundo debate, dijeron cerca del candidato.

En este segundo debate, el exministro también machacará sobre la herencia de la herencia: si bien se mostrará equidistante de los dos principales candidatos, no dejará de marcar que Macri terminará su gobierno de cuatro años con “tres de caída de la actividad , símbolo de fracaso económico inapelable y volverá a marcarle el perfil "marketinero" de su Gobierno, como cuando le pidió dejar de lado las "frases hechas" y asumir la magnitud de la crisis.

No se descarta, incluso, algún tipo de "ensayo" como el que hacen los americanos a la hora de afrontar un debate presidencial. Es decir, que haya algún "doble" para "actuar" de rival en un ensayo que imita un debate, aunque al ser seis los contrincantes,y no un mano a mano, esta alternativa es más difícil.

El equipo de trabajo que lo ayudó a preparar el primer debate será en principio el mismo que lo acompañó a Santa Fe: su compañero de fórmula Juan Manuel Urtubey; el candidato a gobernador de Consenso Federal, Eduardo “Bali Bucca; el candidato a jefe de gobierno porteño, Matías Tombolini; el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; los candidatos a diputados Marco Lavagna y Alejandro “Topo Rodríguez; el coordinador de los equipos técnicos que tiene la fuerza política, Leonardo Madcur, Carlos Hourbeigt, el vocero del ex ministro, Brian Giménez y el jefe de campaña, Armando Torres.

Tags relacionados

Más de Economía y Política