Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cómo afecta el Impuesto a las Ganancias a los ajustes retroactivos de jubilación

El proyecto anunciado ayer pretende cambiar la forma en que la ANSES realiza las liquidaciones. Qué dicen al respecto las normas y los fallos que emitió la Justicia en los últimos.

Cómo afecta el Impuesto a las Ganancias a los ajustes retroactivos de jubilación

El titular de ANSES, Emilio Basavilbaso, manifestó que el Organismo contemplaría aplicar el sistema del devengado para calcular la Retención del Impuesto a las Ganancias del proyecto de los ajustes retroactivos que se paguen a los jubilados. Sin embargo, esta opción no es una atribución que tiene el agente de retención que paga el beneficio, sino que las normas vigentes ya prevén que la decisión sobre qué método aplicar la tiene el beneficiario. Hasta ahora, en las liquidaciones realizadas por ANSES, en muchos casos, se aplicó el sistema de lo percibido; o sea, reteniendo íntegramente el impuesto en el año en que se paga el ajuste. De esta forma, el impacto monetario que se produce es mucho mayor, y el Estado hasta ahora lo hizo así por dos motivos: debido a que es más sencillo realizar el cálculo de esta forma y porque se recauda más. Pero las normas y los fallos que emitió la justicia en los últimos años dicen lo contrario:

Antecedentes legales: 

El artículo 18 de la Ley 20.628, establece que las ganancias originadas en jubilaciones o pensiones liquidadas por sentencias o ajustes retroactivos de convenios colectivos, que se cobren en un determinado año, podrán ser imputadas por los jubilados beneficiarios teniendo en cuenta los diferentes años que originaron las diferencias de jubilación. De esta forma, el efecto del impuesto se amortigua y reduce ya que se imputa a diferentes ejercicios, en los que rige para cada uno las deducciones personales anuales, llegando en algunos casos, incluso, a no tener que pagar impuesto. En el mismo sentido, la Resolución de AFIP 2437, prevé la opción que podrá ejercer el jubilado o pensionado de que le apliquen esta modalidad de cálculo en la retención impositiva. Para ello,  previamente al pago del reajuste, el beneficiario tendrá que solicitar que se aplique el sistema del devengamiento de la renta que se encuentra previsto en las normas, mediante la presentación de una nota en la ANSES.

Ajustes de salarios retroactivos:

Este sistema de imputación del beneficio, en el cálculo de la retención del Impuesto a las Ganancias, no es exclusivo para los haberes previsionales que cobran los jubilados y pensionados. También, le corresponde ejercer esta opción  de liquidación a los trabajadores en relación de dependencia, que trabajen en la actividad privada o en la administración pública. Muchas veces, los convenios colectivos u organismos públicos aprueban ajustes retroactivos de sueldos; incluso, también existen diferencias retroactivas que surgen como resultado de litigios laborales que se reclaman en la justicia. En todos esos casos, los trabajadores beneficiarios del cobro de las diferencias salariales, tienen el derecho de poder ejercer la opción frente a sus empleadores, para que el cálculo de la retención impositiva se efectúe teniendo en cuenta el sistema de lo devengado, o sea imputando el retroactivo a cada mes que hubiera correspondido percibir. Para los agentes de retención es mucho más sencillo calcular el Impuesto a las Ganancias por el sistema de lo percibido, o sea imputando las diferencias en el año en que se perciben, ya que no deberían realizarse declaraciones juradas rectificativas frente a la AFIP. Sin embargo, si se calculan por esta última opción el impuesto que abonan los empleados es sustancialmente mayor, al que surge en el cálculo teniendo en cuenta el método del devengado. En resumen, los jubilados, pensionados y los empleados que estén por cobrar un ajuste retroactivo de sus haberes, tienen que presentarle a la ANSES o los empleadores, una nota manifestando que se aplique la opción de imputación del método del devengado, para el cálculo del Impuesto a las Ganancias que se realice en esos pagos.

Fallos:

Mediante el fallo Vivarelli, Carlos c/ ANSES, la Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social estableció que las retroactividades originadas en el reajuste de haberes jubilatorios se encuentran exentas del Impuesto a las Ganancias. El reclamo del beneficiario se originó en la retención del impuesto que le practicó la ANSES, en el momento de liquidarle los ajustes retroactivos de su haber jubilatorio. El Tribunal, en contra de la decisión del mismo Organismo, opinó que a pesar que el artículo 20, inc. i)  de la ley de Ganancias (20.628) establece que no están exentas del pago del tributo las jubilaciones, la propia norma prevé un mecanismo de imputación de la renta por el sistema de lo devengado, en lugar de considerar el cálculo de la retención impositiva por el método del percibido. Asimismo, en el fallo se establece que para el jubilado no existe ninguna ganancia, sino solamente un recupero en valores constantes de sus haberes previsionales.

Para ser justos, dentro de este reconocimiento que ahora hace el Estado a los jubilados, debería incluirse la devolución del Impuesto a las Ganancias a todos los jubilados que cobraron menos en los ajustes retroactivos que salieron en todos estos años.