Cómo abandonar la residencia fiscal argentina

La flexibilización de los requisitos para obtener la residencia fiscal en Uruguay disparó el interés de la oportunidad de evitar la presión tributaria argentina, que tributaristas consideran de gran atractivo.

La decisión del gobierno uruguayo de Luis Lacalle Pou de aliviar las condiciones a cumplir por extranjeros que quieran tener residencia fiscal en Uruguay incrementó el interés de aquellos argentinos que consideraban la posibilidad de emigrar y evitar la presión tributaria argentina que no parece tener indicios de que vaya a disminuir. 

Argentina y Uruguay tienen firmado un convenio de intercambio de información tributaria que prevé evitar la doble imposición para aquellos contribuyentes que posean residencia fiscal en ambos países.

Es decir, los argentinos que se radiquen en Uruguay se adecuarán al sistema tributario uruguayo y no pagarán impuestos argentinos de Ganancias, Ganancia Mínima Presunta y Bienes Personales. Este último se seguirá cobrando sólo si se mantienen activos en Argentina, pero solo por los que estén dentro del país.

El documento estipula que un contribuyente que posea residencia fiscal tanto en Uruguay como en Argentina tributará en la jurisdicción donde posea sus "intereses vitales". Esto es, sus relaciones personales y económicas estrechas.

  • Si tiene una vivienda permanente en solo uno de los países, la residencia fiscal se fijará allí.
  • Si tiene viviendas permanentes en ambos países, se evaluará donde están sus relaciones personales y económicas más estrechas. En caso de que las personales se concentren en un país y las económicas en otro, se priorizarán las personales. "Si el contribuyente se muda con la familia a Uruguay, se le otorgará la residencia fiscal uruguaya más allá de que conserve sus principales fuentes de ingreso en Argentina. Pero tiene que ser una mudanza auténtica", explicó Domínguez
  • Si viviera y mantuviera sus relaciones estrechas en ambos países, se fijará la residencia fiscal en el país del que tiene la nacionalidad. En caso de que el contribuyente tuviera ambas nacionalidades o ninguna de ellas, Argentina y Uruguay deberán ponerse de acuerdo.
Residencia fiscal uruguaya: las claves para obtenerla y evitar los impuestos argentinos

Los argentinos que quieran radicarse en Uruguay ahora deberán cumplir requisitos más laxos para obtener la residencia fiscal, luego de que el gobierno de Luis Lacalle Pou oficializara la flexibilización de las condiciones que deben cumplir las personas físicas extranjeras que quieran tributar en el país vecino.

Domínguez explicó que la evaluación sobre qué residencia fiscal corresponde podrá iniciarse luego de que el argentino interesado haga la inversión de u$s 1,61 millones o adquiera inmuebles por u$s 375.700 y permanezca 60 días en Uruguay, sin necesariamente esperar por la finalización del ciclo fiscal ni ningún plazo mayor.

"Cuando logra la residencia fiscal uruguaya, entonces en Argentina paga por los bienes que tiene solo en Argentina, pero ya no por los que están en el exterior. Además la presión tributaria en Uruguay es menor", indicó.

Sasovsky resaltó que estos beneficios operan de manera independiente a la cuestión migratoria, y pueden iniciarse a la distancia con la inversión, por lo que pueden ponerse en marcha desde la Argentina, y luego antes de fin de año poder cumplir los plazos mínimos de estadía exigidos", explicó.

Y agregó: "Los tramites migratorios que van por otra vía, suelen tardar entre ocho y nueve meses. Además estos sí implican un trámite presencial por lo que la pandemia hace más difícil esto."

Una vez obtenida la residencia fiscal en Uruguay o en otra jurisdicción, el contribuyente mantendrá la pérdida de la residencia fiscal argentina mientras tenga una residencia permanente en el exterior, que alude al status migratorio. También se pierde con la permanencia continuada en el exterior por 12 meses, no considerada interrumpida por ausencias temporales de hasta 90 días, consecutivos o no.

La norma que evita la doble imposición indica que cuando un contribuyente del sistema tributario uruguayo obtenga ingresos sujetos a gravámenes argentinos el fisco uruguayo deducirá del impuesto a las ganancias el monto equivalente abonado en Argentina.

Lo mismo está previsto para el impuesto sobre los bienes personales que se pague sobre activos argentinos en Argentina, pero en este caso la deducción no podrá superar lo que corresponda pagar sobre el impuesto al patrimonio en Uruguay.

Tags relacionados