Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ciudad negocia con la CFI un préstamo de u$s 150 millones para mejorar la red de subtes

Lo anticipó el director de Infraestructura para la región, Gabriel Goldschmidt. No necesitan aval soberano. También dijo que prestarán u$s 1300 millones a privados

Gabriel Goldschmidt adelantó que ayudarán a la Ciudad con el transporte

Gabriel Goldschmidt adelantó que ayudarán a la Ciudad con el transporte

A partir del cambio de gobierno y del regreso del país a los mercados tras la salida del default, la Corporación Financiera Internacional (CFI), brazo del Banco Mundial destinado a apoyar al sector privado, avanza en negociaciones con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para otorgarle un crédito por u$s 150 millones destinado al mejorar el sistema de transporte metropolitano, entre lo que se destaca la modernización de la línea B de subterráneos.

En una entrevista con El Cronista en el marco del Foro de Inversión y Negocios realizado la semana pasada en el CCK, el director de Infraestructura para América Latina y Caribe del CFI, Gabriel Goldschmidt, confirmó que se está evaluando y que sería la primera vez que la entidad financiaría a una jurisdicción en la Argentina. Para otorgar este crédito, la institución no requiere de la garantía federal, como sí ocurre con la ventanilla pública de los organismos, por lo que se trata de una mera negociación entre los dos interesados. "En el mundo muchas ciudades son clientes del CFI, pero en la Argentina es la primera vez que lo estamos haciendo. Antes no había requerimientos", puntualizó el directivo.

Consultadas fuentes del gobierno porteño, confirmaron las negociaciones pero aclararon que aún no están cerradas las condiciones del préstamo y que, por otra parte, una vez acordadas las pautas, el Ejecutivo debe enviar un proyecto a la Legislatura para que lo autoricen.
"Para la Ciudad se abrió un panorama mucho más amplio de financiamiento a través de la normalización de la deuda y la salida del default. Por lo tanto, tenemos varias opciones y la de la CFI es una de las que estamos estudiando y es muy factible que avance", dijo una fuente de la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

Los préstamos de la CFI se otorgan en condiciones mucho más parecidas a las de mercado que los que ofrecen los organismos con garantía soberana. En el caso del BM, existe una "estrategia país" con el Gobierno con proyectos prioritarios que define el Ejecutivo nacional, pero ninguno de los planes porteños fueron avalados por la Nación e incluidos en esa lista. Ahora el contexto político es otro, pero igualmente son muchos los proyectos a nivel país y el Gobierno debe elegir. En ese caso, los créditos tienen condiciones financieras mucho mejores en términos de tasa y plazo.

El directivo del CFI se mostró muy entusiasmado con el nuevo clima de negocios expuesto en el foro y coincidió en que el sector privado muestra gran interés por invertir en la Argentina. "Hay mucho optimismo y una buena noción de lo que hace falta en infraestructura desde la perspectiva privada. Hay mucho interés en el sector de energía renovable, que se reflejó con la reciente licitación, pero vamos a ver algo similar en otros sectores", afirmó Goldschmidt.

–¿La CFI va a financiar todo tipo de proyectos?
–Por supuesto. En los últimos 18 meses financiamos proyectos por u$s 1700 millones y tenemos la expectativa de otorgar u$s 1300 millones desde ahora y hasta fin de junio de 2017, que es nuestro año fiscal. Apoyaremos incluso las iniciativas de participación público-privado.

–¿Cuántas iniciativas tienen en estudio?
–Es difícil decir un número. Pero por cada dólar que vamos a invertir, evaluamos entre cinco y diez. Desde enero, invertimos u$s 800 millones.

–¿Cuánto de este interés proviene de empresas que hoy no están en el país?
–La mayor parte de los créditos que dimos estos últimos meses responde a empresas instaladas en el país. Pero hacia adelante, y pensando en proyectos de infraestructura, una parte del interés para energía renovable está viniendo de nuevos inversores.

El organismo reactivó sus créditos para la Argentina hace dos años, de la mano de la estrategia país firmada entre el BM y la anterior gestión. Con el cambio de gobierno y la definición de reglas más claras para los inversores, la expectativa es mucho mayor. "Estamos apostando fuertemente a la Argentina. Tenemos apetito y vocación de acompañar las necesidades del sector privado con más ahínco que en el pasado, y mi expectativa es que nuestra cartera aumente significativamente de acá a cinco años", aseguró.