U$D

MIÉRCOLES 12/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Citaron a indagatoria a Pablo Moyano y escala el conflicto con los gremios

Camioneros amenaza con medidas de fuerza en el transporte de cargas y presiona por un aumento de 42% para los choferes. Fuertes críticas del moyanismo al Gobierno

Pablo Moyano volvió a denunciar una maniobra del Gobierno en su contra

Pablo Moyano volvió a denunciar una maniobra del Gobierno en su contra

En la misma semana que la conducción de la CGT, presionada por los sectores gremiales más combativos, espera definir la convocatoria a un nuevo paro general contra el Gobierno, la ofensiva judicial contra la familia Moyano volvió a cobrar impulso. Ayer, el fiscal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera, el mismo que días atrás solicitó la detención de Pablo Moyano, dispuso citar a declaración indagatoria al número dos de Camioneros para el próximo jueves, en el marco de la causa en la que está sospechado de ser jefe de una asociación ilícita vinculada a negocios del Club Independiente, del que es vicepresidente.

La citación a Moyano hijo fue resuelta por el fiscal pese a que el juez de la causa, Luis Carzoglio, se encuentra de licencia y anteriormente rechazó el pedido de detención del sindicalista. Scalera, además, volvió a solicitar el arresto del sindicalista por entender que "defraudó" al Club Independiente, "mediante la gestión, obtención, impresión oculta y reventa de entradas y protocolos de acceso a los espectáculos deportivos". Ese nuevo pedido de detención de Moyano deberá ser definido por la Cámara de Apelaciones, luego del rechazo de Carzoglio.

Apenas fue notificado de la citación, Pablo Moyano volvió a atribuir la ofensiva judicial en su contra a una maniobra "armada" por el Gobierno, al que acusó de "odiar" a los trabajadores. "No hay ningún motivo para cumplir el sueño de (el presidente Mauricio) Macri de meterme preso", lanzó en breves declaraciones a la prensa. Desde el entorno del dirigente sindical rechazaron estar sorprendidos por la decisión del fiscal y aseguraron que "es parte de todas las acciones para frenar los reclamos de los trabajadores". Las fuentes del moyanismo, incluso, evaluaron que la "persecución" en su contra provocará una aceleración del conflicto social. "Se hará lo que se tenga que hacer", alertó un referente de Camioneros.

La advertencia cobra sentido por partida doble. Por una parte, esta semana resulta clave para las negociaciones que lleva adelante el gremio de Moyano con las empresas del transporte de cargas para obtener un incremento salarial extra que compense la inflación. En ese marco, Camioneros ya rechazó la oferta empresaria de una mejora adicional de 7%, que se sumaría a la recomposición de 25% acordada en junio pasado, y exige un aumento de por lo menos 17% con la amenaza de paralizar las ramas más sensibles de la actividad, como el transporte de combustibles, la logística y la recolección de residuos.

Por otra parte, para mañana está convocado el consejo directivo de la CGT que avanzará con la definición del llamado a una nueva huelga general, la quinta, contra la gestión Cambiemos. Esa medida de fuerza, según alientan los principales sectores de la central obrera, se extenderá por 24 horas y se efectivizará durante la última semana de noviembre, probablemente el martes 27, en la previa a la cumbre de presidentes del G20 en Buenos Aires. El moyanismo pugna por sumar al paro la convocatoria a una movilización a la Plaza de Mayo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés