Ciccone: Lijo debe definir la suerte de Gildo Insfrán

Luego de dar a conocer el procesamiento del ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y del banquero Jorge Brito, por la causa que investiga el financiamiento con el que el ex vicepresidente Amado Boudou se apropió de la única imprenta privada en condiciones de fabricar dinero en el país, Ciccone Calcográfica, las miras de la Justicia apuntan contra el gobernador de la provincia de Formosa, Gildo Insfrán.

El juez federal Ariel Lijo, que procesó el pasado viernes a Echegaray y Brito, debe definir en los próximos días la suerte del mandatario formoseño, al frente del gobierno provincial desde 1995.

El magistrado investiga en la causa conocida como "Ciccone II" el financiamiento que le permitió al ex vicepresidente de Cristina Fernández de Kirchner apropiarse de la imprenta, a través de la sociedad The Old Fund, regenteada por Alejandro Vandenbroele y José María Núñez Carmona y sin antecedentes en el mercado, a excepción de un pago en su favor en concepto por la reestructuración de la deuda de la provincia de Formosa para con el Estado nacional, por la que percibió $ 7,5 millones.

Parte de ese dinero, según la investigación judicial, quedó en manos de empresas cuyos directivos tienen estrecho vínculo con Insfrán. Indagado en septiembre, se prevé que en los próximos días haya novedades sobre su afectación en esta causa.

Tags relacionados

Más de Economía y Política